Squirt, fisting y otras palabras que adoptamos del porno
Letras

Squirt, fisting y otras palabras que adoptamos del porno

Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

3 de agosto, 2017

Letras Squirt, fisting y otras palabras que adoptamos del porno
Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

3 de agosto, 2017


Nunca más volverás a ver a las contraculturas de una manera tan inocente o como si fuesen una moda sin sentido después de estas líneas. Cada que veas a un skinhead andar por la calle, presta atención y piensa en lo siguiente: muchos de ellos usan todavía pantalones de piel, denim clorado o látex con una cremallera justo en el medio de su trasero. La leyenda cuenta que durante una de sus tantas transformaciones en Europa, los skins añadieron este compartimento en su ropa para tener sexo fácil, sórdido y de total convicción política anti-heterosexualidad o contra-normativa.


Squirt, fisting y otras palabras que adoptamos del porno 1


Algo similar se esconde detrás de la palabra punk, la cual solía utilizarse hace años en las prisiones para referir a aquellos sujetos que servían de objeto sexual a reos de mayor jerarquía. Aunque la etimología es oscura y ésa es una de las tantas hipótesis para el término, esto nos remite también a la moda inicialmente underground de traer los bóxers por fuera; una de las suposiciones es que esto se llevaba como señal de disposición sexual entre criminales negros, gangstas, que estaban dispuestos a todo para sobrevivir o intercambiar favores. Actitud que fue fácilmente adoptada por la comunidad gay de finales de siglo XX.


Squirt, fisting y otras palabras que adoptamos del porno 2


La comunicación, no necesariamente oral ni escrita, plagó por completo a grupos segregados, silenciados o desprotegidos con el curso del tiempo; los signos de la desobediencia política, de la rebelión sexual, rompieron tarde o temprano sus barreras contraculturales y se incrustaron en el día a día como una respuesta a los cambios institucionales del deber-ser occidental. Sin embargo, el léxico y sus derivaciones han sido más notorias que cualquier otra acción y ése es el punto central de este texto.


//


Blowjob: Felación; expresión utilizada para sofisticar los términos de “mamada”, “succionada”, “chupada” o cualquier otra que involucre sexo oral a un pene.


Cunnilingus: Latinismo extendido en páginas porno para referirnos al sexo oral hacia mujeres y cuyo significado literal es “lamedor de vulva/coño”.


Squirt, fisting y otras palabras que adoptamos del porno 3


Gonzo: Influenciado por el porno amateur y la cultura ibérica, este género se ha trasladado en los últimos años al acto de fornicar y mantener la cámara del celular lo más cercana posible al punto de acción.


Squirt: Eyaculación femenina.


Barebacking: Desde su contexto ecuestre original, éste significa “montar a pelo”; en términos sexuales, hace referencia a la práctica sexual sin condón y que representa un riesgo de contagio o la emoción de “llevarse por el momento”.


Squirt, fisting y otras palabras que adoptamos del porno 4


Dogging: Una postura ya muy normalizada, "a cuatro patas", pero que durante décadas fue reprobada por la vulgaridad de su semejanza animal.


Bukkake: La toma de turnos entre varios hombres para eyacular sobre una misma persona.


Petting: Contacto de genitales u otras partes del cuerpo sin penetración alguna. Viene del término pet que alude a las caricias de una mascota o al consuelo que se le da a éstas.


Squirt, fisting y otras palabras que adoptamos del porno 5


Gang Bang: La anglización para el término orgía. Lo cual parece absurdo, pues orgía es incluso, como palabra, más escandalosa y sugerente que su nuevo equivalente.


Fisting: Instroducción del puño en la vagina o en el ano.


Pissing: La antigua “lluvia dorada”, orinar a alguien es ahora llamado así.


MILF: “Mama I’d Like to Fuck”; es decir, la mujer de edad adulta o mayor que se convierte en objeto de deseo sexual para otro(s).


Squirt, fisting y otras palabras que adoptamos del porno 6


Tickling: Cosquillear en zonas erógenas para generar placer.


Cruising: Andar por las calles, barrios o sitios específicos en busca de sexo casual y, la mayor de las veces, sin protección.


Squirt, fisting y otras palabras que adoptamos del porno 7


Postillonage: Esencialmente llevado a cabo con hombres, es el acto de introducir un dedo en el ano para: 1) conseguir un mejor orgasmo y 2) desafiar la “impenetrabilidad” del varón.


//


En la contemporaneidad, las palabras y sus sentidos en clave sexual, cuyo génesis se encuentra oculto en las subculturas del no-pedir-permiso y las revoluciones sexuales de 1970, han adquirido un nuevo auge gracias a la conseguida liberación del sexo, pero sobre todo a la liberalización de la práctica sexual. Lo que comenzó como un estratagema para derrocar al predominante deseo masculino y al exclusivo erotismo (cuasi-matrimonial) entre hombre-mujer, hoy es, gracias al porno y sus adecuaciones de legislación neoliberal, un escenario de experimentación que si bien es disidente, se adecua sobretodo a los “riesgos” del sexo convencional en quienes pretenden “aventurarse” al placer desconocido y diversificar su diversión erótica.


Squirt, fisting y otras palabras que adoptamos del porno 8


Las condiciones sociológicas de grupos antipolíticos, los movimientos feministas y el LGBT+, además de una cultura cada vez más preocupada por los jóvenes y adultos que no enfocan su existencia hacia el matrimonio sino a “hacer su propia vida”, son factores acompañados de la anglización del entretenimiento para adultos, mismo que se masificó por el Internet y la creciente aceptación al consumo erótico, y que dieron por resultado la traslación de códigos alternos al campo del sexo y de un lenguaje que nació en la contestación iracunda contra el coito moral-religioso. Una refutación al sexo que exigía un pene como único instrumento de inserción, un dominio masculino predominante y una intervención de genitales opuestos para dos fines únicos en la cama: el orgasmo y la procreación.


**

Ahora lee:

El sitio porno que ayuda a que las mujeres se sientan mejor con su autoestima

¿Cómo afecta el porno a tu cerebro?