Seré honesta contigo: fuiste una terrible jaqueca, el dolor de muelas más cabrón que he tenido...

Lunes, 25 de junio de 2018 16:54

|Michelle CM
texto

Sé que el viaje ha concluido y ahora entiendo que es real cuando dicen que cada persona aparece ante nosotros por un motivo, el nuestro fue guiarnos.

Son tiempos de lluvia, en la ciudad toda la gente corre estresada y acelerada en busca de refugio. Yo me doy un segundo para disfrutar del tiempo, antes odiaba los días nublados, antes odiaba los días fríos, antes de ti…


Voy a ser honesta contigo, fuiste una terrible jaqueca, el dolor de muelas más cabrón que he tenido y te lo digo con la mano en el corazón: no había conocido a una persona más jodona que tú. Y es por ello que te doy las gracias.


texto


Llegaste a mi vida poniendo una disyuntiva a cada cosa, haciendo el mundo un caos con tu energía y tus ganas de hacer ruido. Me hiciste cuestionar absolutamente todo, incluso a mí misma. Empecé a poner en duda mi carácter y mis capacidades vislumbrando que podía llegar todavía más lejos.


Éramos una paradoja, dos polos completamente opuestos, pero con una cosa en común: las ganas de amar con intensidad. Y el inicio fue complicado, tanta disimilitud nos colocaba en desacuerdos constantes, pero poco a poco encontramos un equilibrio o, por lo menos, lo intentamos.


Reímos, bailamos y solazamos como sólo nosotros sabíamos. Siendo cómplices a cada momento de nuestras aventuras, viviendo sin miedo, arrebatándonos.


Me enseñaste a soltar, a vivir sin tanto freno, a decir lo que siento al momento sin temor. Contigo di un salto al vacío y lo hice con los ojos vendados.


texto


Quiero que sepas que atesoro cada momento que pasé de tu mano, le diste experiencia a mi alma y le regalaste una esencia distinta a mí ser. Ahora, incluso en tu ausencia, me siento más completa, pues aún sin saberlo me hiciste trabajar en mi persona puliendo detalles que antes ni siquiera había notado.


Hoy, nuestro trato ha cambiado, pasamos de caricias y besos desenfrenados a saludos cordiales de vez en cuando. Los que me conocen saben que todavía me dueles, que todavía te pienso, que todavía te amo.


Pero sé que el viaje ha concluido y ahora entiendo que es real cuando dicen que cada persona aparece ante nosotros por un motivo, el nuestro fue guiarnos.


**


El amor no siempre es bello y es lo mejor que nos puede pasar, pues casi siempre quedamos indefensos y con miedo de volver a querer. Aunque a veces las letras son la mejor manera de desahogarse, como el siguiente texto con el que te sentirás identificado"La carta que le escribí a la chica que me robó al amor de mi vida".


REFERENCIAS:
Michelle CM

Michelle CM


  COMENTARIOS