Llevaré puesto tu abrazo con la misma fuerza de tus besos

Lunes, 19 de febrero de 2018 13:03

|Fátima Virgen
fatima virgen galicia

El texto que se presenta a continuación fue escrito por la joven autora Fátima Virgen Galicia.


Para que así, a mí tampoco me puedas olvidar

Me levanté con ganas de no olvidar ningún detalle.

más bien desde que llegaste, no tengo ganas de olvidar a nadie.

recordar todo.


Grabaré perfectamente el sonido de tu voz, la velocidad de tus pensamientos y el ritmo de tu hablar, quiero memorizar tus ojos, la forma en la que me reflejo en ellos por la mañana, la forma en la que luzco por la tarde y verlos dormir cuando el día se va.

Quiero guardar el grito de tu corazón y comprenderlo, pretendo no olvidar ningún sueño loco ni ninguno de tus cuentos, pretendo abrazar la forma en quieres amar la vida, la forma en la que vives, la forma en la que tocas, la forma en la que miras.

Luchar como luchas.


fatima virgen galicia 1


Así que tendré tus manos cerca y recordaré su textura, para siempre reconocerla, para jamás olvidarla.

Pondré atención en tus manos y la forma en la que juegas entre dedos,

llevaré puesto tu abrazo con la misma fuerza de tus besos.

Ojalá que pueda grabar cada imagen de ti frente a mí, ojalá pueda hacer mío el sonido de tu respirar y aunque haya mucha gente en el lugar, sentir siempre eso que casi no puedo explicar.

Ojalá pueda recordar a la perfección cuánto quemaba el sol, la música alrededor y el aroma de la sensación.

No quiero olvidar nada, no quiero tropezar donde siempre,

me valdré de todo lo necesario, tomaré las fotos más absurdas y gastaré en ti mis ojos,

procuraré besarte en lugares históricos, contarte todo de mí, pasaré de largo ojeras en nuestros rostros porque sé que habrá grandes pláticas detrás,

tendré calma cuando te sienta lejos y sabré tener cerca todo tu sentimiento, me diré que es real y me diré que habrá paz.


fatima virgen galicia 2


Porque he escuchado susurrar al corazón que está cansado de olvidar, de esperar

a gente que sólo va fugaz

así que yo quiero recordar todo, para que así

a mí tampoco

me puedas olvidar.

*

Las imágenes que acompañan al texto son propiedad de Cris Romagosa.

***

Pase lo que pase, no hay motivos para decaer en función de lo que dictan nuestros instintos primordiales. La felicidad y la tristeza son una dualidad amplia que se complementan. No es preciso desistir. Hay que avivar el fuego interno.

REFERENCIAS:
Fátima Virgen

Fátima Virgen


  COMENTARIOS