Paulo Coelho: de genio incomprendido al escritor más odiado

Jueves, 22 de septiembre de 2016 12:38

|Daniel Morales Olea
paulo coelho


Ese hombre que todos hemos visto convertido en memes en el time line de Facebook, cuyos libros inundan cualquier librería gracias al éxito que representan sus ventas. Ese hombre repudiado en las páginas de literatura seria y no tan seria. Paulo Coelho parece haberse convertido en la víctima de las redes sociales, pero en realidad sus libros siguen vendiendo por millones. Su figura esa única, pues a pesar de ser uno de los escritores más vendidos, es de los más atacados. 

paulo coelho 1

Memes literarios forma parte de esos sitios que ganan muchos likes demostrando ese repudio a los libros de Coelho al compararlo con lo que es la literatura de verdad. "Por lo menos tiene dos libros buenos, ¿tú que has escrito?" vociferan los defensores del escritor brasileño. Las respuestas podrían variar: ética, dignidad, respeto y amor a la literatura podrían ser las principales respuestas. Y es que el alguna vez revolucionario y problemático "mago de las letras" (título autoproclamado) es un excelente estratega de la mercadotecnia y la publicidad, pero en ámbitos literarios no llega si quiera a ser un "escribidor". 

paulo coelho 2

Oriundo de Río de Janeiro, Coelho tuvo una educación cristiana que pronto comenzó a cuestionar. De acuerdo con las ideas progresistas de la época se interesó en la política y los movimientos sociales. Eso, aunado al rechazo por parte de sus padres para seguir una carrera en letras, lo volvió un joven problemático, rebelde y se dice que hasta extremista. Coelho pasó por grupos de teatro, periódicos y editoriales -en esa época bastante revolucionarios debido a la dictadura militar que azotaba a su país-. Pero el verdadero parteaguas en su vida fue su matrimonio con Christina Oiticica, con quien viajó a Europa y después de una serie de místicos encuentros, recorrió el Camino de Santiago, base fundamental de sus obras.

"El alquimista" es su segundo libro y sigue la experiencias de un joven pastor que después de un intranquilo sueño busca su destino viajando. Parecería perfecto, pues jóvenes viajeros siempre han existido en las letras; sin embargo, es imposible dejar de lado las claras deficiencias literarias que el libro tiene. Empecemos por el plagio a Jorge Luis Borges, pues aunque Coelho siempre ha dicho que su novela está influenciada por "Las mil y una noches", nunca cita al argentino, quien escribió "Historia de los dos que soñaron", cuento en el que describe la misma trama de un hombre que después de viajar y vivir aventuras, descubre que el verdadero tesoro (ejemplificado de distinta manera) siempre estuvo con él.  

paulo coelho 3


El libro tiene muchas frases, aforismos y metáforas que invitan a la reflexión. No obstante, se trata de filosofía barata que no te hace cuestionar lo fundamental del ser humano, son palabras complacientes y nada más. "Es justamente la posibilidad de realizar un sueño lo que hace que la vida sea interesante" o "Por eso te dije que tu sueño era difícil. Las cosas simples son las más extraordinarias, y sólo los sabios consiguen verlas" no dicen nada en realidad. El artículo satírico que GQ publicó en 2013 lo explica de mejor manera, pues esas frases "universales" vienen ejemplificadas con algunas situaciones de la vida real que demuestran la ironía de las frases de Coelho: 

Tu chica te ha dicho que el domingo va a comer en casa de sus padres, con los cuñados. Ha dicho también que, si no quieres, no vayas.
Paulo afirma: "Podemos cometer muchos errores en nuestras vidas, menos uno: aquél que nos destruye".

Después de negarte a comer con sus padres y quedarte con los colegas viendo el fútbol, tu novia está mohína y te mira con resentimiento durante el desayuno.
Paulo sostiene: "Cuando menos lo esperamos, la vida nos coloca delante un desafío que pone a prueba nuestro coraje y nuestra voluntad de cambio".

Sábado. Tu chica te dice que el domingo tenéis que ir a Ikea.
Paulo manifiesta: "Morir mañana es tan bueno como morir cualquier otro día".

Tu novia te ha dejado. Por tu mejor amigo.
Paulo declara: "Dios creó el desierto para que el hombre pudiera sonreír al ver las palmeras".


paulo coelho 4

En el pasado, la fama de un autor estaba a merced de los críticos. Hoy los lectores pueden entablar una comunicación horizontal con los escritores. De esta forma un autor puede entender qué sí y no le gusta a su público. Ésa es la idea de Coelho, quien se considera un escritor "moderno" por hacer eso. Para él sus historias son fáciles de digerir y eso es lo que las convierte en grandes obras, y su campo de batalla no es el periódico o las conferencias literarias, es Twitter. Ahí, con millones de seguidores, dialoga y aconseja. Esto es normal en el mundo contemporáneo, pero basta con pensar en el otro escritor que vive más en las redes sociales que en los libros que escribe, Alejando Jodorowsky. Esto parece una gran fórmula para el éxito, pero lo que hacen es formar escritos complacientes cuya única función sea darle temas banales a la gente. 

Paulo Coelho ha llegado a atacar a James Joyce tachando a su obra maestra "Ulises" de ser dañina para la Literatura, argumentando que es mucho estilo y nada más y que podría resumirse en un tuit. El señor Coelho, viendo su cuenta bancaria crecer rápidamente, pero más rápido aún su base de seguidores, puede argumentar eso, pero tal como lo dijo Stuart Kelly para The Guardian

"Coelho se delata al decir que es "moderno" porque puede "hacer que lo difícil parezca fácil". Creo que es un imperativo ético, así como una propuesta literaria que todo lo que aspira a hacer que el mundo y la gente en ella sea menos compleja, menos paradójica, menos heterogénea, es una especie de pequeña difamación de la realidad".

paulo coelho 5

Dicen que para poder criticarlo hay que conocerlo, y después de leer "El zahir" puedo entender todo lo que rodea a sus libros. Tenía cerca de 15 años cuando leí la historia de un hombre que es abandonado por su esposa, una corresponsal de guerra que lo deja por un misterioso hombre. Recorriendo las páginas encontré una historia cautivadora que me enseñó que existen otras formas de pensar y de vivir, que el destino trabajaría para darme lo que necesito aunque eso tarde tiempo y crea que nada de eso es cierto. Aún recuerdo la rabia que sentí cuando una amiga me dijo que no era más que un libro de autoayuda, y lo peor de todo, aún recuerdo cuando no tuve otra opción más que darle la razón, pues bastó con leer un poco más de verdadera Literatura para comprender qué es lo que Coelho hacía: hablar de cosas obvias con las que cualquiera se identifique y crea que eso cambiará su vida y destino. 

Hoy sus libros se venden por millones, su prosa ha llegado a cada rincón de la tierra y sus fieles lo consideran su propio camino de Santiago, pero Coelho no será eso por siempre. La Literatura es cruel y sólo permite la gloria eterna a esas letras que contienen sustancia y esencia, no a palabras que se diluyen ante la menor provocación. Proust, Faulkner, Cervantes y claro, Joyce. Esos nombres serán leídos, tal vez no por todos, pero si por mucho tiempo más que esas planas y complacientes palabras, pues el universo no está conspirando a nuestro favor, éste está esperando que nuestra acción nos determine. 





REFERENCIAS:
Daniel Morales Olea

Daniel Morales Olea


  COMENTARIOS