La oscura vereda de tus piernas se abre como un camino al paraíso

Martes, 14 de noviembre de 2017 13:18

|Cultura Colectiva

El joven poeta Kael Palacios explora las posibilidades de lo exquisitamente fantasioso y onírico en las minúsculas escenas cotidianas de la realidad más próxima que pudieran ocurrir a cualquier hora y en cualquier espacio, con un dejo de erotismo y romance, en el contexto del profundo desamor. Disfrútalo a continuación.



Poema de amor en río

Vivo cuando fluyo

en tu horizontal repleto

soy la cúspide de este amor

cuando me observas y gimes

somos tus rostros unidos

somos dos en la penumbra

somos uno en el infierno de esta pasión

pecadores inmortales, culpables de la eternidad

entre tus brazos y los míos se teje el destino



eres mi alma cosida

vivo cuando vibramos al unísono

en la música de este recuerdo

incendiario diamante levantando

la piel del terreno

oigo tu voz y mi cuerpo es trémulo

me derrito cuando me devoras a besos

no hay sentido en este cielo estrellado

ni motivos suficientes para buscarlo

las cosas son como son

tu desnudez altiva astilla mis sentidos

tu figura en pleno transmuta las materias

soy la calma escondida en tu pecho

soy el rostro en la ventana



bajo la lluvia elemental de tus caderas

soy el ocaso detenido

mis dedos te recorren tramo a tramo

y la oscura vereda de tus piernas

se abre como un camino al paraíso.

*

Las imágenes que acompañan al texto pertenecen a Kat Irlin.

***

Amamos tanto y tan fuerte que cuando algo se rompe dentro, duele como si nos sometiéramos a un transplante de corazón abierto y sin anestesia, pues "Yo no sabía lo que era sufrir hasta que te alejaste".

REFERENCIAS:
Cultura Colectiva

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS