Quieres todas mis caricias, estas manos apretando tu cintura, desvistiendo cada rincón de prejuicio

Lunes, 18 de diciembre de 2017 13:40

|Miranda Villalobos
poema de miranda villalobo

me hablas del sexo conmigo mientras cenas con tu novio

Frecuentemente las palabras y la forma en que las usamos, especialmente desde lo literario, buscan resumir ideas, imágenes y sentimientos. En ese sentido, la joven autora Miranda Villalobos apunta con su verbo claro, desprovisto de impedimentos morales, hacia objetos del deseo, que expresa sutilmente. Disfruta a continuación de uno de sus más recientes poemas.


poema de miranda villalobo 1


Si me pusieran a enumerar las razones por las cuales me gustas, no encontraría ninguna, son invisibles, inexistentes y efímeras, se fugan y corren de miedo; al lugar en donde se esconden los realistas, un sitio donde los románticos no son bienvenidos, pero la adversidad y el sentir del corazón abunda, he aquí porque te siento…


poema de miranda villalobo 2


Me hablas del sexo conmigo, mientras cenas con tu novio

me dices que quieres todas mis caricias

estas manos apretando tu cintura

desvistiendo cada rincón de prejuicio 

temeraria y peligrosa, no sé tú

conviértete en exceso

violento e inconsiderado

libre y sin etiquetas

ángel de soledad, demonio de mi cabeza

criatura salvaje de la pasión

poema de la perversión

como un cliché de cigarros después del sexo

tus rodillas esculpidas

en blanco y negro por la noche

mis ojos cerrados mirándote

al sabor de la saliva de nuestros besos

y tu bello abdomen incomprendido, como el universo mismo


poema de miranda villalobo 3


¡Mujer! ¿No te has dado cuenta el arte que carga tu cuerpo?

eres sublime como dice Kant, porque te siento y no te toco

te busco en todos los libros y no eres mía

¿acaso podrías serlo?

¡oh! mujer que no eres mía

no eres mía porque no te pertenezco 

Somos el uno para el otro, él duerme con ella y yo duermo con mi soledad que tanto amo

eres como un whiskey en las rocas

frío, fuerte, raspas y quemas de principio a fin

tú andas por ahí sin preocupaciones y sin mí

pero no me atrevo, no me quieres ni te quiero

“la vida es así” es la explicación irracionalmente lógica que defino por ti

eres un espectro que no conozco, un espectro que no es el amor

que me eleva y me deja fluir en él, un sabor a una nueva aventura

adrenalina, a encontrarle una explicación a lo que no se puede explicar

la incertidumbre me provoca, el sentir de lo desconocido y experimentarlo

la necesidad de tu ego y el mío, el desafío de tu mente con la mía

que no me es suficiente el contacto de pieles

sí, cariño, el juego narcisista de personalidades

nuestras similitudes se enredan entre sí

eres una maldita cabrona y yo una cabrona desgraciada


poema de miranda villalobo 4


desequilibrio tan perfecto que tenemos

columpiándose desde la flama del deseo hasta el incendio de lo que no puede ser

y se desvanece en la cotidianidad, en la vida afuera de esta habitación

en donde regresas al confort, al corazón al que le perteneces

a las razones de los años y a las explicaciones de tus sentimientos

es una épica paradoja la racionalidad de todas las cosas

lo mejor sería olvidarlo todo y simplemente aceptar esta gracia del mundo

como un impulso de vida, una memoria

pues pensaré, cariño mío, que fui ayuda y enseñanza en tu camino

que en tu corazón hay un pedazo de mí

siempre hay un personaje para cada historia, estaré bien, estaremos bien, primor

no hay mejor experiencia que la que se vive para bien o para mal

no hay mejor regalo que la memoria de nuestro tiempo juntas.

*

Las imágenes que acompañan al texto son propiedad de Sal Moriarty.

***

Si quieres saber más de poesía y amor, conoce a las 10 mujeres que te enseñarán todo sobre el amor y descubre los libros para entender todo sobre la infidelidad.

REFERENCIAS:
Miranda Villalobos

Miranda Villalobos


articulista
  COMENTARIOS