El día que mueran los museos nuestro pasado nombrará a la historia polvo

El mundo ha sufrido la pérdida de uno de los más grandes acervos culturales, así le rinde luto Emilio M. Tejeda en este poema al Museo Nacional de Brasil

Texto escrito por: Emilio M. Tejeda



El incendio en el Museo Nacional de Brasil a principios de esta semana no solamente significa una pérdida para Brasil como país, sino para el acervo cultural internacional. El fuego arrasó con más de 20 millones de artículos de valor histórico que no pueden recuperarse o reemplazarse, entre ellas una de las mayores colecciones paleontológicas del continente y 750 piezas arqueológicas griegas, romanas y etruscas. Los objetos sobrevivientes representan apenas un diez por ciento de las piezas originalmente contenidas en el recinto.


Esta tragedia además ha brindado atención a la falta de presupuesto de la que había sufrido el museo en las últimas décadas; se trataba de un edificio antiguo, en su mayoría construido en madera y sin el aislamiento apropriado, de tal manera que una tercera parte de las exhibiciones no estaban abiertas al público debido al mal estado en el que se encontraban. Ya sea que se culpe a la corrupción política o al déficit general que vive la economía brasileña, la negligencia hacia la tarea museográfica es una realidad que se puede ver no sólo en Brasil sino en toda Latinoamérica.


En el mejor de los casos, esta pérdida por lo menos servirá para forzarnos a poner atención a todos aquellos otros museos que están en peligro de sufrir el mismo destino; y cambiar la manera en la que valoramos estos recintos, guardianes de nuestro pasado.



Al Museo Nacional de Brasil, en llamas:


mudos

escombros

será acaso

nuestro futuro

un retrato en llamas

y ya no buscaremos

un remanso entre las tumbas

nuestro hogar quedará en silencio



el día que mueran los museos

qué quedará de sus palacios 

apagados en el fuego

soterrado en cenizas

tras doscientos años

nuestro pasado

nombrará

a la historia

polvo



Imágenes: EFE, AP, Reuters


Si quieres saber más sobre la tragedia en el Museo Nacional de Brasil, aquí te explicamos lo que se perdió y por qué es importante.


Referencias: