Poema para quienes quieren capturar las formas del deseo y el tiempo

Luz y sombra son una cosa como el día y la noche como la tierra y el cielo y como tú y yo en la pérfida hora del deseo

Juego de sombras

Una sombra es una sombra es una somra

y la penumbra alumbra en la noche aciaga.


Duermes nuevamente pero en este sueño caminas

arrastras tus pies en la sequía de una sábana

siempre atenta al motivo y por si las cosas se tornan fugaces

el recuerdo reclama su tiempo y espacio.



Luz tardía en tu cuerpo tranquilo

cuando el ajetreo de nuestros pechos comienzan a calmarse

y un suelo incógnito detiene nuestra caída.


Luz y sombra son una cosa

como el día y la noche

como la tierra y el cielo

y como tú y yo en la pérfida hora del deseo.


Capturas cada momento

y te aferras a mí y a este rato insaciable de besos.



Sin embargo murmuras y crepitas en mis manos

cual reflejo del aura y de un amanecer que nadie registra

—ni en su lengua ni en su piel—

ajeno al paso de las horas

incierto en la balanza

entre lo que se ve y se siente.

*

Las imágenes que acompañan al texto son propiedad de Jana Martish.

***

A veces creemos que cuando una relación termina sólo nos queda experimentar en soledad la sensación del fracaso, pero tal vez no sepas que fracasar en el amor nos hace mejores.