Poema para decir adiós al amor que se fue
Letras

Poema para decir adiós al amor que se fue

Avatar of Cultura Colectiva

Por: Cultura Colectiva

4 de septiembre, 2018

Letras Poema para decir adiós al amor que se fue
Avatar of Cultura Colectiva

Por: Cultura Colectiva

4 de septiembre, 2018

Lo más triste es decir adiós, pero te dejamos este poema para despedir a un amor de Lizbeth Karina Juárez Villada.

Texto escrito por Lizbeth Karina Juárez Villada




Tras el adiós


Existen decisiones difíciles que se vuelven sencillas cuando ya no tienes nada que perder, nada que apostar y nada que ganar. En medio de tanto dolor, entiendes que alargar finales es posponer principios y decides dejar de ser la aguja de un reloj que tal vez nunca te perteneció.


Hay personas cuyo único propósito es enseñarte a decir adiós, la lección llega con su partida. Ellos que tantas ocasiones fueron refugio ante cualquier tempestad, se marchan dejándote con la maleta llena de sentimientos muertos, con las ilusiones como flores marchitas, con las manos manchadas de olvido. Sin atardeceres ni cielos estrellados, sin olor a rosas y canela, deseando borrar del vocabulario todas las palabras con las que se dice adiós, con el vacío que sólo dejan las orquídeas y obligándote a guardar todas las lunas llenas en el bolsillo derecho.


post-image


Una vez más pasas la noche en vela, pensando que otra vez hiciste lo imposible por alguien que no hizo ni lo posible por ti. Que te permitiste ser menos para que alguien fuera más, que te tragaste sus cucharadas de mentiras para bañarte cada noche en nostalgia y en ese momento. Dejas de ser persona para convertirte en lágrimas; conviertes tu presente en un funeral donde sepultas sentimientos, ganas y esperanza.


Dicen que quien te ama no te lastima, pero se equivocan porque quien más daño nos ha hecho, es quien más nos ha amado. Y te duele justo ahí, a la altura de la noche, tras el adiós, justo a la altura del recuerdo.


El amor es luz y oscuridad, comienzo y final. El amor es un lugar donde eres un jardín y ahora ellos sólo son rosas marchitas. Se van ellos, te quedas tú. 


Que se vayan con las ruinas de lo que fue y la esperanza de lo que pudo ser. Que se vayan con sus días grises para que puedas irte con tus atardeceres a otro lado. Sabes que en el amor el que se enamora, pierde y que si perdiste, es mayor la recompensa. Sí, algunas veces se gana perdiendo.


Es triste irte de su vida, pero peor es quedarte; lo primero al menos implica valor. Siempre suelta lo que te aprieta al punto de asfixia. Sabes también que has sido la daga que hiere, corta y desangra.


También puede interesarte:


Poema para quienes no le tienen miedo a la soledad ni al vacío

Poema triste para entender los dolores intrínsecos del ser humano

El poema que debes leer si ya decidiste no volver a amar



Referencias: