Letras

Por amor al arte o lo difícil que resulta ser artista

Letras Por amor al arte o lo difícil que resulta ser artista

La realidad es que las desventajas de ser artista pueden ser más que los beneficios. Entonces, ¿vale lo suficiente dedicarse a este mundo? Te compartimos este poema que aborda el tema.

Por amor al arte. Por pasar el rato. A modo de entretenimiento. No se espera obtener nada a cambio. Nace de una relación directa con los artistas, al mostrar su amor por el arte y que, en muchos casos, no conllevaba un beneficio económico, ni tan siquiera a poder vivir de la profesión. ¿Ha cambiado mucho con el paso del tiempo? ¿Hay quien se sigue aprovechando de tu amor para robar tu arte?


Te presentamos este poema que nos habla sobre lo difícil que puede ser dedicarse al Arte y lo intimidante que resulta ser artista y toparse con más de un obstáculo. Entonces, en un mundo donde sobran los médicos, ingenieros, contadores, administradores y más de cien profesiones, ¿es fiable seguir el lado artístico? 



Por amor al Arte me despierto,

me miro al espejo.

Por amor al Arte me lavo la cara,

por amor al Arte, un reflejo.


Desatranco las ventanas que parecen prismas

recogiendo lo mejor de la calle,

inundando de luz mi alcoba,

devolviéndome el carisma.


Por amor al Arte me maquillo,

tomo sin contar algunas hojas, 

me pongo un poco de brillo,

agarro unas narices rojas.


Me pongo la chaqueta,

los zapatos tres números grandes,

doy de comer a Ginebra

Y la gorra… la gorra así, sin rima.


Y me acerco a mi oficina,

hombres trajeados, hombres he dicho,

mujeres pocas, aunque veo a mi vecina,

la acompaña una música, un silbido, alguno que otro bicho.


Por amor al arte o lo difícil que resulta ser artista 1


Yo me enojo y al aire escupo,

con suerte les alcanzo,

no es broma, no dudo,

soy canalla, sí, te amenazo.


Por amor al Arte, un puñetazo,

nariz roja, chaqueta amarilla y ojo morado,

ahora soy revolucionario,

el feminismo me ha alcanzado.


Por amor al Arte, dos cartones,

una flor recién cortada,

un sombrero y tres botones.

Y mi gorra… mi gorra vacía.


Por amor al Arte ni como, 

ni río, ni tampoco lloro.


Por amor al Arte, págueme,

¿No ve que estoy enamorado?

Y le pedí matrimonio hace más de un año.

Empiezo a estar ya cansado...


No me dice sí.

No me dice no.


Por amor al Arte, ignoro.

Por amor… te adoro.


***

Te puede interesar:

Razones para ser artista aunque todos te digan que vas a morir te de hambre

¿Por qué los artistas emergentes se siente invisibles en México?


Referencias: