De los 60 minutos que tiene cada hora de mi vida, 58 son tuyos, porque 2 son para que me pienses

Martes, 16 de enero de 2018 11:49

|Gerardo M


Háblame con la lengua de una amante—

llámame tu perra, y cantaré toda la noche.

 Jericho Brown



De los sesenta minutos que tiene cada hora de tu vida, dos son míos.

Me puedes pensar, tocar, amar y odiar. 

Puedes estar haciendo la comida y desear que mis manos se escurran entre tu blusa.

Puedes caminar por la calle que jamás recorrimos juntos y decir

"me hubiera gustado tomarte de la mano aquí". 

Porque de los dos minutos que me regalas de tus horas,



aparezco desnudo mientras de bañas

Y se te sale un suspiro

Y me dices flaco

Y te acaricias la piel en mi nombre.

Apartas un par de minutos de tus horas para recordarme camino a la escuela. 

Para preguntarte si estoy haciendo lo mismo. 

Si tomé la ruta de siempre o decidí no caminar

por donde te recuerde. 



Y yo:

de los sesenta minutos que tiene cada hora de mi vida,

cincuenta y ocho son tuyos

porque dos son dedicados a desear en

que

me pienses.


**


Es probable que cuando te apartas de tu pareja sientes que un hueco en el pecho se abre, pero recuerda que "sus besos no terminan, sólo se posponen". 


**


Las fotografías que acompañan al texto pertenecen a Melina Weger.

Gerardo M

Gerardo M


Colaborador
  COMENTARIOS