Ya te equivocaste mil veces, ahora perdónate

Ya te equivocaste mil veces, ahora perdónate

Por: Fernanda Bribiesca -

Es momento de permitirte dejar el pasado atrás. Por ello, te compartimos el poema sobre el amor propio, Perdónate.


Dicen que nuestros peores jueces somos nosotros mismos, pues sucede que constantemente parecemos aferrarnos a nuestros errores. Cada decisión que tomamos nos marca de manera irremediable, pero a veces es mejor soltar esos momentos que nos atormentan y no nos dejan seguir adelante, crecer, ser mejores. La mejor manera de sobrellevar esas malas rachas es entender que todos —absolutamente todos, de eso no hay duda— somos humanos y cometemos errores; y que de nada nos sirve mortificarnos por el resto de nuestras vidas por esos momentos en los que fallamos. Lo mejor es entender que esas fallas y errores son valiosas lecciones y no piedras en nuestros zapatos.

¿Y si te permites perdonarte? ¿No crees que amanecerías siendo una mejor persona para contigo y con los demás? ¿No crees que entenderías que eso en lo que fallaste te llevó al momento y al lugar en el que estás ahora, y que quizá lo mejor sea sumar esos aprendizajes para no volver a fallar? Es momento de permitirte dejar el pasado atrás. Por ello, te compartimos el poema sobre el amor propio, Perdónate.

Ya te equivocaste mil veces, ahora perdónate 1

PERDÓNATE

Y ahora, perdónate. 

Ya tomaste la decisión más difícil.

Ya diste el paso más complicado. 

Ya le cerraste las puertas a todo lo malo que estuvo entrando. 

Ya bajaste las persianas y sellaste las ventanas para que no se cuele ni un solo rayo de esa soledad que vivías. 

Ya sacaste toda la basura de tu casa y de tu corazón. 

Ya borraste de tu mente todos los lugares donde se derramaron lágrimas de tus ojos. 

Ya gritaste, maldijiste y golpeaste. 

Ahora perdónate. 

Perdónate por no haberlo hecho antes, por no haber tenido el valor y haber dejado que el tiempo se convirtiera en tristeza. 

Hazlo por no haber querido quitarte esa venda de los ojos, porque tú creías que era un pañuelo que iba a secar todas tus lágrimas. 

Pídete perdón por todos esos días en que dijiste que te ibas a ir y no lo hacías. 

Consuélate, abrázate y deja de culparte. 

Olvida todo lo que ya dejaste y consigue cosas buenas. 

Aprende de tus errores, levanta la cara y sigue adelante. 

Todo va a pasar. 

Ya te equivocaste mil veces, ahora perdónate 2

Te compartimos estos poemas de tristeza, dolor y decepción. También puedes leer este poema triste para cuando extrañas a un amor.

Tú también puedes compartir tus poemas con el mundo. Envía un texto de prueba a [email protected] y conviértete en colaborador de la sección de Letras.

Referencias: