Poemas de Ida Vitae y Poemas de Idea Vilariño

Martes, 4 de abril de 2017 6:39

|Esther Pineda

Poemas para quienes no se conforman sólo con el amor, el erotismo y la soledad

 


Las poetas Ida Vitae e Idea Vilariño formaron parte de la Generación del 45 junto a reconocidos escritores uruguayos como Mario Benedetti, Juan Carlos Onetti, Ángel Rama, Carlos Maggi, Emir Rodríguez Monegal, entre otros; sin embargo, el machismo tan arraigado en América Latina, aunado a la censura y el exilio durante la dictadura, contribuyó a invisibilizar sus aportes, razones suficientes para que sus obras no alcanzaran los mismos niveles de difusión y reconocimiento.

La aproximación a su poesía permite derrumbar el velo que aún cubre a la literatura hecha por mujeres, reconectarnos con temas desestimados y estereotipados como el amor, la intimidad, el erotismo, la angustia del desamor y la soledad. Asimismo, el carácter atemporal de sus versos los convierte en un referente para las mujeres que no se conforman, al desafiar el mandato de la feminidad tradicional, el ejercicio de la sexualidad, el matrimonio y la maternidad; en definitiva, al cuestionar y transgredir el papel de la mujer en la sociedad. Por lo que te invitamos a leer a Ida Vitale e Idea Vilariño con esta breve selección poética:



Ida Vitale

poeta ida vitale


Se formó como docente pero ha dedicado la mayor parte de su vida al trabajo literario. Ha sido una prolífica ensayista y traductora, así como editora de revistas culturales. No obstante, se destacó como poeta y afirmó “la poesía busca sacar de su abismo ciertas palabras que puedan constituir el tejido de cicatrización en el que todos andamos sin saberlo”.

La dictadura uruguaya la llevó a exiliarse en México en 1974 y, aunque regresó a Uruguay en 1984, al poco tiempo se radicó definitivamente en los Estados Unidos. Los reconocimientos a su obra en la literatura hispanoamericana se hicieron presentes en su edad avanzada; entre ellos, el doctorado honoris causa otorgado por la Universidad de la República en 2010, el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 2015, y el Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca en 2016.


'Fortuna'

Por años, disfrutar del error

y de su enmienda,

haber podido hablar, caminar libre,

no existir mutilada,

no entrar o sí en iglesias,

leer, oír la música querida,

ser en la noche un ser como en el día.

No ser casada en un negocio,

medida en cabras,

sufrir gobierno de parientes

o legal lapidación.

No desfilar ya nunca

y no admitir palabras

que pongan en la sangre

limaduras de hierro.


poemas ida vitale

Descubrir por ti misma

otro ser no previsto

en el puente de la mirada.

Ser humano y mujer, ni más ni menos.


'Estar solo'

Un desventurado estar solo,

un venturoso al borde de uno mismo.

¿Qué menos? ¿Qué más sufres?

¿Qué rosa pides, sólo olor y rosa,

sólo tacto sutil, color y rosa,

sin ardua espina?



'Cambios'


Puede cambiar la vida

sus ramas, como un árbol

cambia las suyas desde

el verde hasta el otoño.

Puede, pilar oscuro,

suplicio oscuro puede

recubrirse de frutos

como un mes de verano.

Ah, puede también caer,

caer no sé hasta dónde,

como cae el poema,

o el amor en la noche,

hasta no sé qué fondo

duro y ciego y terrible,

tocando el agua madre

el manantial del miedo.


poemas de ida vitale


'Exilios' (extracto)


La mirada se acuesta como un perro,

sin siquiera el recurso de mover una cola.

La mirada se acuesta o retrocede,

se pulveriza por el aire

si nadie la devuelve.


Idea Vilariño

poeta ida vilarino


Durante años se desempeñó como traductora, crítica literaria y compositora de letras de tango, pero no fue sino hasta 1985 —tras la dictadura— que asumió la cátedra de literatura uruguaya en la Universidad de la República. Comenzó a escribir desde la infancia, pero aseguraba que ya lo hacía antes de siquiera saber escribir.

Si bien su obra fue numerosa, es posible catalogar como la más intensa, profunda y desgarradora de ellas la titulada "
Poemas de amor", la cual estuvo inspirada en la explosiva, tormentosa e intermitente relación que mantuvo por más de 20 años con Juan Carlos Onetti, de quien la poeta afirmó: “es el último hombre de quien debí enamorarme”.


'El amor'


Un pájaro me canta

y yo le canto

me gorjea al oído

y le gorjeo

me hiere y yo le sangro

me destroza

lo quiebro

me deshace

lo rompo

me ayuda

lo levanto

lleno todo de paz

todo de guerra

todo de odio de amor

y desatado

gime su voz y gimo

río y ríe

y me mira y lo miro

me dice y yo le digo

y me ama y lo amo

—no se trata de amor

damos la vida—

y me pide y le pido

y me vence y lo venzo

y me acaba y lo acabo.


poemas de idea vilarino


'Buscamos...'

Buscamos

cada noche

con esfuerzo

entre tierras pesadas y asfixiantes

ese liviano pájaro de luz

que arde y se nos escapa

en un gemido.



'Un huésped'

No sos mío

no estás

en mi vida

a mi lado

no comés en mi mesa

ni reís ni cantás

ni vivís para mí.

Somos ajenos

y yo misma

y mi casa.

Sos un extraño

un huésped

que no busca no quiere

más que una cama

a veces.

Qué puedo hacer

cedértela

Pero yo vivo sola.



'Después'


Es otra

acaso es otra

la que va recobrando

su pelo su vestido su manera

la que ahora retoma

su vertical su peso

y después de sesiones lujuriosas y tiernas

se sale por la puerta entera y pura

y no busca saber

no necesita

y no quiere saber

nada de nadie.


poemas-idea vilarino


'Ya no'


Ya no será

ya no

no viviremos juntos

no criaré a tu hijo

no coseré tu ropa

no te tendré de noche

no te besaré al irme

nunca sabrás quién fui

por qué me amaron otros.

No llegaré a saber

por qué ni cómo nunca

ni si era de verdad

lo que dijiste que era

ni quién fuiste

ni qué fui para ti

ni cómo hubiera sido

vivir juntos

querernos

esperarnos

estar.

Ya no soy más que yo

para siempre y tú

ya

no serás para mí

más que tú. Ya no estás

en un día futuro

no sabré dónde vives

con quién

ni si te acuerdas.

No me abrazarás nunca

como esa noche

nunca.

No volveré a tocarte.

No te veré morir.



'Eso'

Mi cansancio

mi angustia

mi alegría

mi pavor

mi humildad

mis noches todas

mi nostalgia del año

mil novecientos treinta

mi sentido común

mi rebeldía.

Mi desdén

mi crueldad y mi congoja

mi abandono

mi llanto

mi agonía

mi herencia irrenunciable y dolorosa

mi sufrimiento

en fin

mi pobre vida.


poetas uruguayas



**

Desde siempre, a las mujeres que escriben se les ha relegado a un segundo plano por considerar que no lo hacen de temas universales; sin embargo, este sesgo nace desde la perspectiva machista que aún existe; por eso, te recomendamos los siguientes libros para entender por qué las mujeres sienten demasiado. 


**


Las imágenes que acompañan al texto pertenecen a la fotógrafa española Henar Bengale.


REFERENCIAS:
Esther Pineda

Esther Pineda


  COMENTARIOS