Poemas de odio para vengarte

Miércoles, 21 de septiembre de 2016 13:06

|Olympia Villagrán

Lee estos 7 poemas de odio para vengarte de la persona que te destruyó




Cuando me hablan de ti para contar lo mal que la pasas, cuando en algún descuido encuentro las cartas que me enviaste para pedirme perdón, mientras tus amigos me piden que te dé otra oportunidad y desde que sé que lloras todas las noches, me he sentido mejor. ¿Será que te odio? Probablemente sí, después de que decidiste borrarme de ti junto con las palabras que a nadie más le he dicho, desde el día en que ya no quisiste quererme para enamorarte de alguien más y cuando creíste que era mejor mentirme cínicamente para "no hacerme sufrir". Sí, después de todo eso empecé a odiarte.

No me importa cuánto más tenga que hacerlo, sólo sé que mi tristeza se endureció, los sueños que sigo teniendo ahora parecen pesadillas y la soledad que dejaste amontonada en nuestro cuarto se convirtió en mi hobby. Te odio y no me avergüenzo de ello, necesito odiarte, deseo odiarte y si no lo hiciera me dolerías aun más. Sin embargo, mi venganza no será como la tuya, las palabras siempre fueron mi mejor regalo para ti, pero también se cómo destruirte con ellas: 

"...Arde en la soledad que nos deshace, 
tierra de piedra ardiente, 
de raíces heladas y sedientas". 

"Arde, furor oculto, 
ceniza que enloquece, 
arde invisible, arde 
como el mar impotente engendra nubes, 
olas como el rencor y espumas pétreas. 
Entre mis huesos delirantes, arde; 
arde dentro del aire hueco, 
horno invisible y puro; 
arde como arde el tiempo, 
como camina el tiempo entre la muerte, 
con sus mismas pisadas y su aliento; 
arde como la soledad que te devora, 
arde en ti mismo, ardor sin llama, 
soledad sin imagen, sed sin labios. 
Para acabar con todo, 
oh mundo seco, 
para acabar con todo".


"Acabar con todo" (fragmento) - Octavio Paz

poemas de odio destrozada

-

Si aún tienes alguna esperanza torpe, una duda que te ilusione o alguna idea equivocada sobre "nosotros" deberías saber que:

"Las cosas que mueren jamás resucitan, 
las cosas que mueren no tornan jamás. 
¡Se quiebran los vasos y el vidrio que queda 
es polvo por siempre y por siempre será! 

Cuando los capullos caen de la rama 
dos veces seguidas no florecerán... 
¡Las flores tronchadas por el viento impío 
se agotan por siempre, por siempre jamás! 

¡Los días que fueron, los días perdidos, 
los días inertes ya no volverán! 
¡Qué tristes las horas que se desgranaron 
bajo el aletazo de la soledad! 

¡Qué tristes las sombras, las sombras nefastas, 
las sombras creadas por nuestra maldad! 
¡Oh, las cosas idas, las cosas marchitas, 
las cosas celestes que así se nos van!..." 

"Adiós" (fragmento) - Alfonsina Storni

poemas de odio soledad

*
10 poemas para decirle que te gusta de una manera original
-

Con ganas de no verte nunca más, con la certeza de que desaparecerás y sin la preocupación de toparme contigo de nuevo es como quisiera vivir ahora...

"Dime por favor donde no estás 
en qué lugar puedo no ser tu ausencia 
dónde puedo vivir sin recordarte, 
y dónde recordar, sin que me duela. 

Dime por favor en que vacío, 
no está tu sombra llenando los centros; 
dónde mi soledad es ella misma, 
y no el sentir que tú te encuentras lejos. 

Dime por favor por qué camino, 
podré yo caminar, sin ser tu huella; 
dónde podré correr no por buscarte, 
y dónde descansar de mi tristeza. 

Dime por favor cuál es la noche, 
que no tiene el color de tu mirada; 
cuál es el sol, que tiene luz tan solo, 
y no la sensación de que me llamas. 

Dime por favor dónde hay un mar, 
que no susurre a mis oídos tus palabras..."

"Dime" (fragmento) - Jorge Luis Borges

poemas de odio desamor

-

De nada sirve arrepentirme del tiempo perdido, lo sé. Aún así no puedo dejar de pensar en la felicidad que te llevaste, en la paz que ya no me queda. Por lo que me es imposible dejar de desear nunca haberte conocido.

"He quemado el pañuelo por si acaso
se pudiera tejer de nuevo el lino.
Le sobra la mitad del vaso al vino
y más de media noche al cielo raso.

Tenía que pasar esto. Y el caso
es que estando yo siempre de camino
y estando tú parada, no te vi y no
me ha cogido el amor nunca de paso.

Puede que salga a relucir la historia
porque nunca se acaba lo que acaba,
que se queda a vivir en la memoria.

Echa a andar el amor que te he tenido
y se va no sé dónde. Donde estaba.
De donde no debiera haber salido".

"Soneto para acabar un amor" - Manuel Alcántara

poemas de odio relacion

*
3 poemas para darle consuelo a un corazón en soledad

-

Ahora sólo me importa no volver jamás, ni a ti y mucho menos a nosotros. No me importa dónde estás, tampoco hacia dónde vas, sólo quiero empezar de nuevo, reconstruirme toda y limpiarme de ti.

"De un puntapié
acabar con la ventana.
Desde el último piso
tirar el terno nuevo,
el nombre, la lascivia;
despojarme del ansia y los papeles;
arrojar a la calle
las mentiras,
las muelas que me sobran,
los amigos;
botar la basura
la calvicie
y por fin,
sin pagar el arriendo
sin avisar a nadie,
irme
donde me dejen ser
una página en limpio".

"Limpieza general" - Euler Granda 

poemas de odio pareja

-

Destrozaste mi presente, pero hoy ya no extraño nuestro pasado y jamás te volvería a pintar en mi futuro. Puedes estar seguro de que las páginas de mi historia que aún tienen tu nombre las pasaré sin siquiera mirarlas.

"Y, pasando una página al enigma,
será tomar los marcos por portadas
—inventar su bisagra—, para luego
quemarlos en silencio como un libro
que se lee en penumbra, con la lluvia
que agoniza detrás de los cristales
de las ventanas, todos los reflejos
del espejo anulados y advertidos
para encuadrar reflejos de los otros
a mi memoria y siempre sin mi imagen
o con ésta de ahora en la que escribo
para justificar un epitafio".

"El espejo final" (fragmento) - Pelayo Fueyo

poemas de odio venganza

-

No me importa cuánto tiempo me tomé, te odiaré hasta 
vengarme de ti. Reuniré todas mis lágrimas para salarte la vida y ligera comenzaré a levantar los pedazos de mi alma que dejaste por ahí.

"Habré de levantar la vasta vida 
que aún ahora es tu espejo: 
cada mañana habré de reconstruirla. 
Desde que te alejaste, 
cuántos lugares se han tornado vanos 
y sin sentido, iguales 
a luces en el día. 
Tardes que fueron nicho de tu imagen, 
músicas en que siempre me aguardabas, 
palabras de aquel tiempo, 
yo tendré que quebrarlas con mis manos. 
¿En qué hondonada esconderé mi alma 
para que no vea tu ausencia 
que como un sol terrible, sin ocaso, 
brilla definitiva y despiadada? 
Tu ausencia me rodea 
como la cuerda a la garganta, 
el mar al que se hunde".

"Ausencia" - Jorge Luis Borges

poemas de odio octavio paz


Amar y odiar no es tan distinto, ambos sentimientos nacen del mismo lugar. Los dos pueden destrozarnos, pero también nos llegan a salvar. Cuando la única salida es el olvido, el odio puede volverse el impulso con el que por fin cambiemos de página, cerremos el ciclo y renazcamos de la nada.

El desamor es desgarrador, pero en la poesía es fácil encontrar un remanso de fe y calma. Por ello te recomendamos leer los p
oemas que nos demuestran que después del desamor sólo somos voluntad y después conoce la serie de poemas que te llevarán a través de las 4 etapas del amor.









TAGS: Poemas Desamor
REFERENCIAS:
Olympia Villagrán

Olympia Villagrán


Editora de Estilo de Vida y Diseño
  COMENTARIOS