Poemas eróticos del México prehispánico
Letras

Poemas eróticos del México prehispánico

Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

24 de mayo, 2016

Letras Poemas eróticos del México prehispánico
Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

24 de mayo, 2016



El tiempo es relativo y el pasado es contradictorio en nuestra mente. Podemos creer que hablamos de algo bastante cercano cuando pensamos en una experiencia de nuestra infancia, que las tradiciones y la forma de ser de la gente no ha cambiado mucho en tan poco tiempo, pero si consideramos algo que pasó hace unos cuantos siglos, creemos que es tan ajeno a nosotros como el Big Bang o la extinción de los dinosaurios. La realidad es que muchos de los pensamientos que acongojan nuestra existencia hoy, también hicieron lo mismo con los pobladores de civilizaciones antiguas. 

Nuestra naturaleza nos lleva a cuestionar lo que está en las estrellas, la definición del honor, el sacrificio, la vida y la muerte; pero también acerca de sentimientos como el amor y el erotismo. Por eso no debería sorprender que las civilizaciones antiguas vieran el sexo, el amor y el erotismo con los mismo ojos que nosotros. Mucho se especula de las personas que vivieron hace siglos en la América precolombina: que no eran capaces de mentir, que eran sádicos asesinos rituales e incluso que eran caníbales. Todo eso es una exageración producto de la ignorancia. Por otra parte, ellos sí fueron personas creativas que desarrollaron obras de arte impresionantes, incluida la poesía erótica. 

mexico prehispanico

El intento de eliminar la cultura prehispánica por parte de los conquistadores europeos funcionó de manera casi perfecta. El vestigio poético prehispánico que la mayoría conoce se limita a unas cuantas obras, casi todas de Nezahualcóyotl, pero en realidad las letras fueron parte de su imaginario erótico. Resulta curioso entender la sexualidad de los pueblos prehispánicos, pues al leer sus poemas se encuentra una conexión sentimental y carnal capaz de hacernos cuestionar la forma en que hoy relacionamos al sexo y el amor. María José Castañeda hizo una recopilación de poemas eróticos en los que podemos conocer un poco más de la intimidad de las fascinantes culturas prehispánicas. 


Cantares de Dzitbalché

“Quitaos vuestras ropas,
desatad vuestras cabelleras;
quedaos como llegasteis aquí sobre el mundo,
vírgenes, mujeres mozas”.

Kay Nicté


-

“Oye bien, hija mía, niña mía:
no es un lugar agradable la Tierra…
Pero para que no estemos
viviendo en lloros por siempre,
para que no fenezcamos de tristeza los hombres,
Él, Nuestro Señor,
se dignó a darnos la risa, el sueño y
nuestro sustento, nuestra fuerza,
nuestro brío.
Y esto más: lo terrenal, el sexo,
para que sea la reproducción.
Todo esto embriaga la vida sobre la tierra
para que nadie ande llorando”.

Huehuetlatolli

-

mexico prehispanico jara


-
"Cantares de las mujeres de Chalco"

“Yo te vine a dar placer, florida vulva mía
paladarcito inferior mío.
Tengo gran deseo del Rey Axayacatito.
Mira por favor mis cantaritos floridos,
Mira por favor mis cantaritos floridos:
¡son mis pechos!”.

 Poema de Aquiauhtzin de Ayapanco


-
"Flores con ansia mi corazón desea.
Que estén en mis manos.
Con cantos me aflijo,
sólo ensayo cantos en la tierra,
Yo, Cuacuauhtzin,
con ansia deseo las flores,
que estén en mis manos,
yo soy desdichado.

¿Adónde en verdad iremos
que nunca tengamos que morir?
Aunque fuera yo piedra preciosa,
Aunque fuera oro,
seré yo fundido,
allá en el crisol seré perforado.
Sólo tengo mi vida,
yo, Cuacuauhtzin, soy desdichado.

Tu atabal de jades,
tu caracol rojo y azul así los haces ya resonar,
tú, Yoyontzin.
Ya ha llegado,
ya se yergue el cantor.
Por poco tiempo alegraos,
vengan a presentarse aquí
los que tienen triste el corazón.
Ya ha llegado,
ya se yergue el cantor.

Deja abrir la corola a tu corazón,
deja que ande por las alturas.
Tú me aborreces,
tú me destinas a la muerte.
Ya me voy a su casa,
pereceré.
Acaso por mí tú tengas que llorar,
por mí tengas que afligirte,
tú, amigo mío,
pero yo ya me voy,
yo ya me voy a su casa.
Sólo esto dice mi corazón,
no volveré una vez más,
jamás volveré a salir sobre la tierra,
yo ya me voy, yo ya me voy a su casa.

Sólo trabajo en vano,
gozad, gozad, amigos nuestros.
¿No hemos de tener alegría,
no hemos de conocer el placer, amigos nuestros?
Llevaré conmigo las bellas flores,
los bellos cantos.
Jamás lo hago en el tiempo del verdor,
sólo soy menesteroso aquí,
sólo yo, Cuacuauhtzin.
¿No habremos de gozar,
no habremos de conocer el placer, amigos nuestros?
Llevaré conmigo las bellas flores,
los bellos cantos".

Cuacuauhtzin

mexico prehispanico


-

Incluso han existen relatos en los que la sexualidad está implícita, como en el de "La historia del Tohuenyo": 

"Ahora bien, a la hija de Huémac,
que estaba muy buena,
muchos de los toltecas
la deseaban y la buscaban,
tenían la intención de hacerla su mujer.

Pero a ninguno hacía concesión Huémac,
a ninguno le daba su hija.
Pues aquella hija de Huémac
miró hacia el mercado,
y fue viendo al Tohuenyo: está con la cosa colgando.

Tan pronto como lo vio,
inmediatamente se metió al palacio.
Por esto enfermó entonces la hija de Huémac,
se puso en tensión, entró en grande calentura,
como sintiéndose pobre
del pájaro miembro viril del Tohuenyo 
y Huémac lo supo luego:
ya está enferma su hija.

Dijo entonces a las mujeres que la cuidaban:
¿ Qué hizo, qué hace?
¿Cómo comenzó a entrar en calentura mi hija? 
Y las mujeres que la cuidaban respondieron:

Es el Tohuenyo, que está vendiendo chile:
le ha metido el fuego, le ha metido el ansia,
con eso es que comenzó, con eso es que quedó enferma".


-
La historia oficial nos ha llevado a olvidar las verdaderas tradiciones y costumbres de las civilizaciones antiguas. Es importante ir más allá de lo que se enseña en la escuela y dejar de creer que el pasado es completamente ajeno a nosotros. Para empezar tal vez estos libros con los que puedes aprender historia pueden ayudarte. 


***
Te puede interesar: 

30 hechos históricos que cualquier persona culta debe saber

Palabras en náhuatl que seguimos usando todos los días


*
Fuente: 

Masdemx 

Uaemex 

Acatlán






Referencias: