Si no hubiera conocido el tacto de tu piel mi mano sería una piedra

Miércoles, 25 de octubre de 2017 17:48

|Cultura Colectiva



El toque del amor nos enternece, nos vuelve vulnerables y sensibles, como si bajo la mirada del ser amado perdiéramos la aspereza y la frialdad que siembra en nosotros la terrible realidad. El amor, como una fuerza puntual y fulminante, llega en los siguientes poemas de Luis de Lión (1939-1984), el célebre escritor guatemalteco cuya trágica vida quedó inmortalizada en los versos más tiernos.





ACERCA DE LA TERNURA


Si no hubiera conocido tu piel,

si tus ángeles y sus pájaros

—morenos, desde luego—

no hubieran sido acariciados por mí,

si no hubiera tocado la ternura

de sus cantos y sus arpas

y la seda de sus plumas,

seguramente,

mi mano,

esta mano

tendría la dureza

de una piedra.


LA LLUVIA


Así me gusta tu pelo,

tendido y húmedo

como una lluvia.


Ah,

qué infinidad de delgados ríos

se derraman sobre tu espalda,

qué inagotable fuente,

qué cielo el que se deshila.


Si tu pelo no fuera negro,

si fuera transparente

como esta gota,

diría que el día de hoy

principió el invierno

y correría descalzo

hasta empaparme

y vigilaría el momento

en que estallara la primera flor

e insurgiera la primera hierba.


Si tu pelo no fuera negro,

sería la primera cabellera

de este invierno.


**


Durante la mitad del siglo XX la poesía mexicana marcó un antes y un después no sólo en el género, sino en toda la Literatura nacional. Rodolfo Usigli y sus poemas de la muerte, yRosario Castellanos con su valiente poesía del amor son grandes figuras entre los escritores mexicanos.



REFERENCIAS:
Cultura Colectiva

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS