Cuatro momentos que vives cuando sabes que no va a funcionar

Cuatro momentos que vives cuando sabes que no va a funcionar

Por: Jazz Jasalmer -

Te compartimos estos cuatro poemas para despedir un amor que no fue, para decir adiós a esas historias que no tienen un final feliz, que se rompieron antes de tiempo, porque hay amores que tienen claro un fin sin haber comenzado.

El amor no correspondido, el amor que acaba con el tiempo, el amor que sin tener un comienzo claro, ya tiene escrito un fin. Las relaciones amorosas se convierten en una fuente de inspiración para aquellos que la escritura o cualquier arte es una fuente de vida, hablar sobre el amor, sobre los dolores que causa y cómo el tiempo transforma todo -o realmente lo pone en su lugar- es la premisa de estos poemas para un amor que no fue, aquellos historias que no tienen un final feliz. 

Porque... el final feliz existe, ¿no?


FATUO 

Le pedí una mirada y ¡tonto!
Me regaló sus días.
Como si creyera que por ser inmensa,
él podría ser mi vida

Le pedí un abrazo e ingenuo
me tendió sus alas.
Como si con mis manos pudiera curar
las heridas de su alma

Le pedí una caricia e iluso
me entregó su cuerpo.
Como si yo por ser inmortal
pudiera hacerlo eterno. 

Le pedí una mirada y ¡tonto!,
me regaló una sonrisa.
Como si creyera que yo por ser poeta,
él podría ser poesía.  

Cuatro momentos que vives cuando sabes que no va a funcionar 1

TODO DE MÍ 

Yo sé bien que
nunca podré estar
entre tus brazos,
ni en tus pensamientos,
no como yo quisiera
al menos. 

Podré escribirte
cientos de poemas
y nada en el mundo
me podrá asegurar
que algún día tú los leas. 

No será justo que te llore
mientras tú juegas
en los labios de otra,
esperando recibir algo de ella,
cuando puedes recibir todo de mí.

Cuatro momentos que vives cuando sabes que no va a funcionar 2

COSTUMBRE 

La misma conversación, una y otra vez.
El mismo tema,
el mismo hombre,
la misma mujer.
Una taza de té para ella,
un café para él.
Una mesa para dos.
La costumbre diciendo hola.
El amor diciendo adiós.  

 Cuatro momentos que vives cuando sabes que no va a funcionar 3

SOL Y RESPLANDOR 

Pudiste no ser luna de una sola noche,
sol y resplandor.
Pudiste ser canción para el oído,
eco en mi interior. 

Pudiste ser, sí, algo más.
Una caricia en mis versos, religión, algo más.
Pudiste llevar mi nombre en tu pecho
y en el mío reposar sediento tus lamentos.
Beber de mí, comer de mí, respirar de mí. 

Pudiste caminar a mi lado bajo la oscuridad
y apostar con el tiempo a que esto no iba a terminar.
Pudimos sentarnos a escribir canciones 
y a escuchar en la distancia el grito de nuestros temores.  

Pudiste ser algo más.
Sentir de mí, amar de mí, algo más.
Pudiste no ser viento y vacío, tristeza y soledad.
Pudiste ser mi mejor amigo
y terminaste siendo mi inicio y  tu final.

Cuatro momentos que vives cuando sabes que no va a funcionar 4

Si te gustaron estos poemas para despedir un amor que no fue, además te gusta leer y escribir, envía un texto de prueba con un mínimo de 400 palabras a [email protected] y conviértete en colaborador de una sección de Letras.

Te puede interesar:
Poema doloroso para decirle adiós a lo que ya fue
Voy a imaginar que estás frente a mí para decirte todo lo que quiero

Referencias: