Poemas que son mejores que un beso
Letras

Poemas que son mejores que un beso

Avatar of Emilio Reyes

Por: Emilio Reyes

17 de agosto, 2015

Letras Poemas que son mejores que un beso
Avatar of Emilio Reyes

Por: Emilio Reyes

17 de agosto, 2015


 “Besos que vienen riendo, luego llorando se van, y en ellos se va la vida, que nunca más volverá”.

– Miguel de Unamuno




Es en ese instante, cuando los labios se cruzan, que comienza la magia del ser humano. Hay un ingrediente que resulta indescriptible y necesario para quien ansía la boca, el sabor, los sentidos y placer del otro. Sólo ahí es posible encontrar lo que por mucho tiempo se ha estado buscando y donde al final encontramos todas las respuestas.

El contacto con nuestro espejo es necesario para comprender muchas cosas de nosotros mismos, en él se despiertan las reacciones necesarias para comenzar caminos que abran la brecha a nuevas historias llenas de placer y dolor. Al final, es lo único que nos convence a aventarnos al vacío del amor.

Dicen algunos expertos en el amor que lo que no se puede hacer o decir se necesita escribir, en ese ejercicio se encuentra la salida para lo que nos atormenta o nos llena de gozo.

En los siguientes poemas encontramos lo que mucho se quiere hacer, pero lo que nos inmoviliza para accionar eso que tenemos tan escondido aun con las ganas insaciables de exponerlo y que ocurra la magia.

poemas-besos-Cultura-Colectiva 1

Temo tus besos
Persey Shelley

Temo tus besos, gentil doncella.

Tú no necesitas temer los míos;
Mi espíritu abrumado en el vacío,
No puede atormentar el tuyo.

Temo tu porte, tus gestos, tu razón.
Tú no necesitas temer los míos;
Es inocente la devoción y el sentido
con los que te adora mi corazón.



Alberto Ruy Sánchez


Besos como dedos
que se abren y se cierran
en la nuca,
que despeinan,
o alborotan las ideas
sembrando su flor de anhelo
en raíces
donde esos labios
no suelen ir.

Son besos silenciosos
que acechan
detrás de las orejas,
muerden lóbulos,
exploran laberintos,
asaltan párpados
y dejan miradas húmedas
que, claramente, no se ven.

 

Gabriela Mistral

[...]
Hay besos que pronuncian por sí solos
la sentencia de amor condenatoria,
hay besos que se dan con la mirada
hay besos que se dan con la memoria.

Hay besos que calcinan y que hieren,
hay besos que arrebatan los sentidos,
hay besos misteriosos que han dejado
mil sueños errantes y perdidos.
[...]

poemas-besos-Cultura-Colectiva


Poema de los besos

José Ángel Buesa

[...]
 Y te sentí languidecer al peso
de mis labios, al peso de un gran beso
que perfumó en tus labios a un suspiro,

tal como languidece en la laguna
un cisne enamorado de la Luna,
al no hallarla en el cielo de zafiro...
[...]



El primer beso
Amado Nervo

Yo ya me despedía... y palpitante
cerca mi labio de tus labios rojos,
«Hasta mañana», susurraste;
yo te miré a los ojos un instante
y tú cerraste sin pensar los ojos
y te di el primer beso: alcé la frente
iluminado por mi dicha cierta.

Salí a la calle alborozadamente
mientras tu te asomabas a la puerta
mirándome encendida y sonriente.
Volví la cara en dulce arrobamiento,
y sin dejarte de mirar siquiera,
salté a un tranvía en raudo movimiento;
y me quedé mirándote un momento
y sonriendo con el alma entera,
y aún más te sonreí... Y en el tranvía
a un ansioso, sarcástico y curioso,
que nos miró a los dos con ironía,
le dije poniéndome dichoso:
-«Perdóneme, Señor esta alegría.»



Sólo un beso
Martita Troiano

Cualquier cosa por un beso de tu boca
De esa tu boca que invento siendo mia
Con un beso húmedo
Entibiado
Un beso hirviendo
Un beso lento
Insomne
Apresurado
Irreverente
Sendas de perlas
llamando a viva voz la sangre con los labios
Un tormento de glándulas por excesiva adrenalina
Cualquier cosa por un beso de tu boca
Con colores del geranio
Tenidos de ternura
Con aromas de sándalo
Textura de piel de los duraznos
Un himno indostánico sin fatigas
Un beso simple
Complicado
Largo
Entrecortado
Un beso halcón beso paloma
Entrelazados los alientos
perdida en el vacío la cordura
Cualquier cosa por un beso de tu boca
Un beso que hable lenguas vivas lenguas muertas
Sumidas en un ritmo inverosímil
Un beso pronto
Antes de la censura de los jueces
Antes de que me borres de tu vida.


De "Los besos del amor"
Juan Meléndez Valdés

[...]
cuando a mi ardiente boca
su dulce labio aprieta,
tan del placer rendida
que casi a hablar no acierta,

y yo por alentarla
corro con mano inquieta
de su nevado vientre
las partes más secretas,

y ella entre dulces ayes
se mueve más y alterna
ternuras y suspiros
con balbuciente lengua,
[...]


Besos

Toni García Arias

Te pierdo.
A cada segundo
el olvido me borra un poco más de ti,
como un ejército de cenizas que invadiese
el mapa de tu rostro,
nublándome con su estéril manto
cada una de las palabras
que un día me dijiste,
hasta que, al fin,
no queda más que un frágil susurro
de lo que fue tu voz
en mi memoria.

Te pierdo,
y cada segundo sin ti
me duele una hora,
y cada hora,
la vida entera.
Tu rostro se desvanece,
y ya no queda ni un trozo de piel
sobre el que aferrarme en sueños,
y al irte así,
tan lentamente,
tan gota a gota,
me dejas, al fin,
unos besos sin boca,
un cielo sin alas.



Sed de ti
Pablo Neruda

Sed de ti me acosa en las noches hambrientas.
Trémula mano roja que hasta su vida se alza.
Ebria de sed, loca sed, sed de selva en sequía.
Sed de metal ardiendo, sed de raíces ávidas......

Por eso eres la sed y lo que ha de saciarla.
Cómo poder no amarte si he de amarte por eso.
Si ésa es la amarra cómo poder cortarla, cómo.
Cómo si hasta mis huesos tienen sed de tus huesos.
Sed de ti, guirnalda atroz y dulce.
Sed de ti que en las noches me muerde como un perro.
Los ojos tienen sed, para qué están tus ojos.

La boca tiene sed, para qué están tus besos.
El alma está incendiada de estas brasas que te aman.
El cuerpo incendio vivo que ha de quemar tu cuerpo.
De sed. Sed infinita. Sed que busca tu sed.
Y en ella se aniquila como el agua en el fuego.



Referencias: