Somos masoquistas, besamos los pies de quien nos pisotea

Lunes, 17 de julio de 2017 6:34

|Christian Becerra



La poesía ayuda al escritor a lidiar con los dolores de su condición humana. Esos dolores no siempre son una experiencia íntima, porque a veces la sociedad en la que crecemos también resulta dolorosa, el sufrimiento es compartido y sólo se sana a través de la belleza y la palabra. En el siguiente poema de Chris Becerra se apela al enemigo, al que ejerce el poder, al que se encuentra arriba en la rueda del sistema.


no insistir a alguien que no le interesas dolor


POESÍA DEL MASOQUISTA

No a quienes más queremos, sobretodo, creo yo,

a quienes más odiamos.

A aquellos que conocen nuestro talón de Aquiles,

y lo patean mientras nos dan palmadas en la espalda.  

A los que aborrecen nuestro éxito

y civilizadamente nos escupen en la cara.

A ellos les escribimos, por ellos creamos y decoramos

y pintamos de colores paredes grisáceas.

Somos hijos de la mala vida y primos de las bofetadas.

Títeres del maltrato.

Mientras tanto, trato de cambiarlo cuando nos damos cuenta,

pero soy —somos, mejor dicho—

criaturas de Dios olvidadas por nosotros mismos.

No me llames oscuro o masoquista.

¡No me juzgues que soy tu espejo!

No me leas con el ojo a medio cerrar.

¡Lector cobarde!

Besas los pies que te pisotean,

igual que yo, igual que todos.

¡Viva Madero!

¡Viva Maduro!

¡Viva Trump!

¡Viva cualquiera que me amaba y me abandonó!

Canciones y poesías para ti mi amor, mi traidor.

Para ti, mi dolor.


como curar un corazon roto dolor


**

Desde la poesía también se puede hacer la revolución. Aquí te compartimos un poema que demuestra por qué la sociedad está condenada a destruirse.


REFERENCIAS:
Christian Becerra

Christian Becerra


  COMENTARIOS