Lo único que deseo es que seamos uno mismo cada noche
Letras

Lo único que deseo es que seamos uno mismo cada noche

Avatar of Fausto Moreno

Por: Fausto Moreno

15 de mayo, 2017

Letras Lo único que deseo es que seamos uno mismo cada noche
Avatar of Fausto Moreno

Por: Fausto Moreno

15 de mayo, 2017



Las Musas griegas eran las encargadas de traer la inspiración desde donde habitaban los dioses hasta el mundo de los mortales. Aún ahora los poetas buscan inspiración en los dioses del Olimpo, cuando perciben su esencia en el cielo y en los astros.

Fausto Moreno nos presenta una colección de cuatro poemas en los que las Musas toman la forma de la Luna y la mujer amada.


a que edad conoces al amor de tu vida pareja en cuarto


Poema No. 1: La diosa en la cara de la Luna


Cuando este lobo poeta le observa

la manera de estar con usted es aullando

a la diosa en la cara de la Luna.


Tan lejanos, tan ausentes,

llenos de noches enteras de rimas versadas.


Observándole este lobo obtiene su mayor inspiración,

este viejo y dañado lobo le necesita a usted,

la diosa en la cara de la luna.


Eres historia.

Eres diosa.

Eres verso

y hoy eres Musa.


Esta noche aunque usted no esté conmigo

le sueño al cerrar los ojos.

Usted cura las heridas,

a la luz que emanas tú,

la diosa en la cara de la Luna.


Poema No. 2: Belleza lunar


Tu piel tono luz lunar,

ojos que tienen acumulados

tantos recuerdos

a la luz del misterio de la concentración de todos los colores.


Pero ni estar en la Luna

ni tener resuelto el más complicado misterio

se compararía

a estar a su lado.


enamorarse por medio del sexo reflejo


Poema No. 3: Me quito el bombín


Me quito el bombín

ante usted,

por más simple que parezca.

Me quito el bombín.

Me quito el bombín ante usted.


Ante su belleza,

ante su estética,

ante su sublimidad.


Me quito el bombín para usted,

para saludar al destino,

para que nos corresponda

como deseamos.


Poema No. 4: Escondites lunares diurnos


Durante el día la Luna se esconde tras tus ojos,

sin embargo hoy pude esconder la Luna,

juntar nuestras almas,

cerrar los labios.


Me hiciste pasar por un océano de sentimientos

al momento de cerrar el trato,

al momento de nuestro primer beso

mi alma revivió.


Detienes dolor.

Detienes angustia.

Detienes penas.


Maravilla te he de llamar.

Sentado escribiéndote un nuevo poema

a la luz de tu mirada,

viéndote a los ojos

que nosotros seamos uno

es lo único que pido.


Me hizo conocer la luna,

se robó mi corazón,

se roba mis versos.


Tan sólo usted

me ha hecho sentir lo que un millón de almas en pena

en sueños buscan.

Tan sólo usted…


**

Escribir y leer poesía es una forma de sanar el alma. Si quieres leer más poemas de amor y desamor, te invitamos a que conozcas a los autores de los poemas para los que se resisten a superar las decepciones y los poemas para los que no quieren olvidar.


Referencias: