5 poetas argentinos que deberías conocer si te gusta la poesía contemporánea

Martes, 30 de octubre de 2018 18:19

|Esther Pineda G
los poetas argentinos contemporaneos mas importantes

Conoce a estos poetas argentinos contemporáneos y enamórate de las aportaciones que éste país ofrece al arte poético.

Argentina es reconocida como el país con más librerías en América Latina, pero otro elemento que destaca de su cultura literaria es la gran producción y divulgación de poesía. En el pasado engendró y cobijó a varios de los grandes referentes poéticos de la región como lo son Alfonsina Storni, Jorge Luis Borges, Julio Cortázar, Juan Gelman, Susana Thénon, Alejandra Pizarnik, entre otros. No obstante, la convulsa realidad actual, los conflictos y consensos, las restricciones y las aperturas, la violencia y la empatía, las reflexiones sociofilosóficas, los amores consumados y los inconclusos, se convierten en el escenario propicio para desencadenar las más profundas emociones que son recogidas y reinterpretadas por las y los poetas de la Argentina de hoy. Te invitamos a leerlos:


"Fe Debida" Juan Pablo Abraham


los poetas argentinos contemporaneos mas importantes 1


Lo sé Giannuzzi,

el mundo espera un cadáver

no un poema.

Pero qué nos importa,

si ya la tinta puso nombres

en una hoja pálida y fría.



Natalia Litvinova

los poetas argentinos contemporaneos mas importantes 2


Soy la región

que mi madre

mejor conoce.

Levanta mi brazo,

huele mi axila,

sabe que corrí

bajo la lluvia

y dónde me escondí.

Pero desconoce

mis pesadillas.



Santiago Haber 

los poetas argentinos contemporaneos mas importantes 3


De qué me sirve

esta lengua

si solo imprime

letras en un papel

que solo sirve

para quemar la casa

en donde nunca

pudimos vivir

de qué me sirve

esta lengua

si solo dice

lo que todos quieren

que diga

de qué me sirve

esta lengua

si no puedo hacer

que entre

el sol por la ventana

que queme

las colillas de cigarros

que nadie va a tirar

de qué me sirve

esta lengua

si no puedo hacer

que vuelvas

o que dejes de volver

y te vayas para siempre

de qué me sirve

esta lengua

si no llega

a atajar las lágrimas

que caen

de qué me sirve

esta lengua

si no puedo gritar

revolución

sin revivir

los muertos que viven

en ella

de qué me sirve

esta lengua

si no la puedo tragar

ahora mismo

y sacarme

toda esta vida de encima

de qué me sirve

esta lengua

si esta noche

no sos feliz

de qué me sirve

esta lengua

si nadie pudo

cambiar el mundo

con ella

de qué me sirve

esta lengua

si podría cortármela

y caería al piso

como un pedazo de carne

cualquiera

de qué me sirve

esta lengua

si no sabe

decir

lo que quiero que diga

de qué me sirve

esta lengua

si no descansa

en la tuya

de qué me sirve

esta lengua

si todo lo que digo

ya fue dicho

mejor más fuerte

y más grande

de qué me sirve

esta lengua

si no puedo traer

el pasado

sin decirle vestigio

de qué me sirve

esta lengua

si solo chupa

mis dientes apretados

de qué me sirve

esta lengua

si no deja de

oscilar

entre lo infame

y lo artificial

de qué me sirve

esta lengua

si afuera

todavía

llueve caos

y te vi.


"Crenovich a Del Prete (Línea 57)" Cecilia Romana 

los poetas argentinos contemporaneos mas importantes 4


Al contrario de lo que quiere la gente,

yo ruego que el colectivo

venga lleno cada vez que viajamos juntos.

Nosotros no tenemos nada en común.

Jamás nos hubiésemos conocido viajando.

Él vive hacia el norte; yo más al centro.

Ni siquiera nos coinciden los horarios. Damos

dos pasos atrás. Se agarra del pasamano. Yo

me agarro de él –no puedo hacer más: con suerte

le llego al pecho-. Nos presionan de todos lados:

entregar un libro en dos días; sus clases

de los viernes, y veinte albañiles que intentan

llegar temprano a casa. ¡Un pasito más!, grita el chofer.

Lo miran con mala cara, en cambio, su cara

es inconfundible: no está enojado, no está triste.

Quiere pedirme lo que no podría darle. Vení,

me dice con esa voz grave que usa a veces, y yo

me interno como una adolescente en el hueco

que hay entre su abrigo y la camisa verde musgo.

Lo abrazo. Él y yo no tenemos nada en común,

pero su corazón está en la punta de mi boca –lo

siento latir-, el colectivo va lleno, un bebé

llora adelante y nos quedan quince minutos

de algo demasiado parecido al amor.


Gustavo Borga

los poetas argentinos contemporaneos mas importantes 5


Todas

las noches

me deguellas

Padre

¿Qué soy?

¿Niña o cordero?

 


**

Si te gustaron estos poemas te invitamos a leer los poemas de Susana Thénon para las mujeres independientes que se niegan a ser dominadas

REFERENCIAS:
Esther Pineda G

Esther Pineda G


Colaborador
  COMENTARIOS