NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

"Pedro Páramo", el libro que debes leer si no quieres que se acabe el día de muertos

2 de noviembre de 2017

Saulo Matasanos

"Pedro Páramo" no sólo es considerada la gran novela mexicana, sino que es una pieza de culto cuya estructura narrativa ha inspirado series y películas.



Hay dos grandes razones por las que debes leer Pedro Páramo antes de que termine este año: en este 2017 se cumple el centenario del nacimiento de Juan Rulfo, su autor; y además estamos en las fechas del Día de Muertos, que es la tradición mexicana de la muerte hecha fiesta para recordar a nuestros seres queridos. Así que si ya viste Coco, ya comiste pan de muerto, ya te pintaste la cara de calavera, y todavía tienes ganas de continuar celebrando la muerte, la novela del jalisciense es ideal para ti.




 

Permítenos decirte unas cuantas cosas sobre esta verdadera joya. Pedro Páramo (1955) no sólo es considerada la gran novela mexicana, sino que es una pieza de culto cuya estructura narrativa ha inspirado series y películas. Es una novela llena de técnicas narrativas complejas, como el multi-perspectivismo, el giro de tuerca y otras tomadas de la narrativa visual como el close-up. De prosa sencilla pero no barata, el discurso economiza el lenguaje. Es una novela que se presta para el análisis profundo, pero que no es para nada de difícil lectura. Pedro Páramo es el libro ideal para estas fechas en las que tenemos a la muerte tan cerca.

 




Para Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno —Juan Rulfo, en corto—, la muerte y la violencia eran un tema cercano desde la niñez cuando su padre fue asesinado por los cristeros y su madre falleciera tan sólo cuatro años después. Marcado profundamente por estos temas, se avoca a retratar con gran lealtad ese México de su infancia: un México rural, de caminos desolados, con personajes peculiares que hablan de una manera tan sencilla que expresan verdad y misterio en sus palabras. Éste es el mundo de sus nostalgias, de sus memorias; un mundo que retrató incluso en su fotografía —porque Rulfo también le hacía a la foto.

 




Quizá por eso la genialidad de la novela recae en que está contada por muertos. Muertos que parecen tener una particular visión de la vida; algunos resignados a la muerte por considerarla poco menos tortuosa que la vida misma; otros condenados a sufrir los malestares de la propia muerte. Es ahí donde nos damos cuenta de que en ese mundo rulfiano hay una línea muy delgada entre la vida y la muerte, entre lo real y lo ficticio, entre la paz y la ausencia de la guerra.

 




Tal vez odies esta joya de la Literatura mexicana porque algún profesor te obligó a leerla a la mala. Quizá durante mucho tiempo te niegues a darle una leída con calma, pero cuando por fin te decidas no quedarás decepcionado para nada. Es más, hasta te culparás de no haberlo hecho antes.

 

Es una novela para disfrutar, y no se diga más de la obra completa de Rulfo —con los cuentos de El llano en llamas y la novela El gallo de oro, esta última más cinematográfica— que también es muy buena. Pero si queremos reflexionar a profundidad sobre la vida y la muerte, qué mejor que hacerlo mediante la literatura de un genio como Juan Rulfo.





**


Si aún no conoces la obra de este escritor mexicano, te compartimos los siguientes cuentos cortos de Juan Rulfo que demuestran por qué es el mejor. Además, estas son las instrucciones para leer Pedro Páramo correctamente.




TAGS: Literatura mexicana México
REFERENCIAS:

Saulo Matasanos


Colaborador

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

8 cosas que puedes hacer para conocer lo mejor de México en una semana 20 fotografías eróticas para tirar el machismo mexicano a la basura 5 días del año en los que es más probable que termines con tu pareja Duchas vaginales: el anticonceptivo más usado en la historia 7 mitos sobre la impotencia sexual que te hacen infeliz en la cama y debes dejar de creer La enfermedad que le impide al 20 % de las mujeres llegar al orgasmo

  TE RECOMENDAMOS