El origen de esa extraña costumbre de contestar "mande" que sólo usamos los mexicanos

El origen de esa extraña costumbre de contestar "mande" que sólo usamos los mexicanos

Por: Beatriz Esquivel -

Si alguna vez contestaste “qué” cuando alguien te hablaba y te corrigieron para decir “mande” y nunca entendiste por qué, aquí te lo explicamos.

Contestar “mande” cuando alguien te habla, es una práctica que miles de mexicanos tienen tan común como decir “bueno” al contestar el teléfono, pero ¿realmente sabemos de dónde proviene esta costumbre o simplemente decidimos hacerle caso a nuestros mayores asumiendo que era lo más correcto? 

Algunas personas encuentran en el uso de “mande” e incluso su variación todavía más formal “mande usted”, una actitud de sumisión entre los interlocutores, que fuera del contexto de la costumbre mexicana, puede ser bastante rara. 

  Artículos Relacionadostradiciones-adoptadas-por-mexicohistoriaTradiciones adoptadas por México que siempre creíste nacionales

  Artículos Relacionadospalabras-raras-en-espanol-y-su-significadoletrasMurciégalo, uebos y otras 13 palabras raras que no sabes lo que significan

El origen de usar “mande” 

La creencia popular es que esta expresión deviene de los tiempos de la colonia en el que los indígenas y mestizos debían utilizarla al dirigirse a los nobles o sus patrones, sin embargo, Concepción Company, estudiosa de la lingüística y actual miembro de la Academia Mexicana de la Lengua explicó para la BBC que en realidad no hay registros del uso de la expresión que sustenten dicha creencia, salvo un diálogo en una obra de Juan Ruiz de Alarcón, dramaturgo nacido en México y que es una de las insignias del teatro de los Siglos de Oro. 

En realidad, lo que sí se encuentran son documentos administrativos en los que se encontraron otro tipo de fórmulas con el verbo mandar como “mande a informar” “mande a hacer vuestra señoría”, entre otros.

«Los corpus históricos no permiten decir que esto sea un acto de sumisión colonial. Es un acto de respeto, es un acto de habla directivo, eso sí, es respetuoso; pero la documentación directa de este 'mande' en la colonia no existe». Explicó Company para la BBC.  

dos mujeres platicando en columpiosFoto: Unsplash

¿Sumisión o respeto?

La creencia de que se trata de una expresión que denota sumisión sin duda se origina en el verbo mismo, “mandar”, que ante el mandato que implica se asume la posición servicial, no obstante, en otras latitudes aún existen fórmulas muy similares, por ejemplo en las regiones donde aún se usa el catalán ampliamente, tienen “mani’m” que sería el equivalente a nuestro “mándeme”, pero que a diferencia de la expresión en México no ha existido ningún rasgo que sugiera sumisión, sino que es una expresión usada entre pares. 

  Artículos Relacionadoscuriosidades-del-idioma-espanol-que-debes-conocerletras10 curiosidades del idioma español que debes conocer

  Artículos Relacionadosel-albur-el-mete-y-saca-de-la-palabraletrasEl albur: el mete y saca de la palabra

De tal forma, Company –y no es la única– es una defensora de la idea de que en realidad el uso de “mande” es una de las tantas formas que el mexicano ha adoptado en su lengua a manera de respeto. Es decir, “mande” es identificado como una manera mucho más cortés de contestar a un llamado y se utiliza en señal de respeto independientemente de quién sea el interlocutor. 

No obstante, dejar de contestar con un “mande”, no necesariamente implica ser maleducado o ser irrespetuoso –aunque siguiendo la lógica de una expresión usada por respeto mas no sumisión, esto último sería falso–, sino que simplemente los usos de nuestra lengua siguen evolucionando y contestar “mande” en lugar de “qué” fue un uso que desarrollamos por el gusto del mexicano por la cortesía y el respeto. 

En portada: Chilango

Te podría interesar: 

Sácate el chile: el cuento prehispánico que explica por qué le decimos así al pene en México

Por qué le decimos "michis" a los gatos

Referencias: