Presagio

Presagio

Por: Sergio de la Fuente -

presagio
Cuando la última llama se extinga

mi vida se irá con ella

bebiéndome el silencio

sentado junto a las estrellas;

lluvia de ángeles explotando

sus rostros en la nada

un repique ensombrecido

y amargas visiones que se tornan en palabras.

Escondidos en las entrañas de la tierra

no serán suficientes las disculpas

cuando el dedo de Dios descargue su furia en ella,

aleteos de mariposas

 derrumban muros de cristal,

gritos  y pétalos de rosas que cubren nuestro mar.

Cavamos nuestras fosas,

lapidamos nuestro destino,

el mar se acrecienta de riquezas

mal habidas y hechizos.

La cacería ha empezado en un suelo

que no reverdece y de alimento escaso

las estatuas caerán donde alguna

vez hubo polvo nadie lo recordará,

y donde algún día caminamos

alguien más gobernará.

La cacería ha empezado

es el humano huyendo de su condición.

El ser humano.

Referencias: