Letras

Prometo no enamorarme de ti aunque sea inevitable y sepa que me vas a dejar hecho pedazos

Letras Prometo no enamorarme de ti aunque sea inevitable y sepa que me vas a dejar hecho pedazos




Prometo no caer una vez más, prometo no enamorarme. Siempre es lo mismo y nunca funciona. Conocer a alguien que parece maravillosa, caer por su mirada, sonrisa, cabello, labios o contacto involuntario. Me enamoro muy rápido y a profundidad, consigo pensar en alguien 24 horas al día y vivir la realidad en modo zombie, caminar repitiendo su nombre e imaginar, en 20 segundos, mil escenarios en los que ella me ama a mí.

Te veo y es imposible no sentirlo de nuevo, pensar que eres para mí. Estás a unos metros con tu sonrisa torcida y tu mirada penetrante, mientras escuchas cada comentario, analizando, creando una estrategia. Disparas y la mesa se queda en silencio; tus palabras rompen cualquier conversación y ganas todas las miradas. 

no enamorarme aunque sea inevitable

No quiero enamorarme de ti. Ya he caído y escuchado mis más grandes temores: que lo que imaginaba nunca sucedería, que somos amigos y no debemos arruinarlo, que me quieres mucho, pero no así. No, prometo no enamorarme, no caer en la idea de que tal vez tú, de alguna forma me querrás. Te veré como eres: real, llena de fallas que desconozco,pero que se encuentran ahí, con fantasmas que no reconozco. Si tan sólo pudiera superar la ilusión de tu perfección. 

Me gustan tus comentarios incómodos, esos que son sinceros y a veces duelen, pero que no preferiría otra forma. Me gustan tus palabras y la forma en que pronuncias la erre, tus ideas y cómo no alzas la mirada cuando dicen algo que no te gusta, me gusta cómo enfrentas a la gente y siempre sacas algo de ella. Vuelves a decir algo, otra broma que no me deja borrar mi sonrisa y entonces caigo en cuenta que lo estoy haciendo de nuevo. Bajo la mirada, quiero alejarme, dejar de decirme que ya te amo y no imaginar una vida junto a ti.

sitio porno manos

Prometo no enamorarme de ti; mirarte a los ojos y no sentir cómo mis rodillas tiemblan o mis manos sudan, ser capaz de articular oraciones coherentes y dejar de pensar en ti cuando yo quiera. Intento ver más allá, adelantar el tiempo y ver esos defectos. Tal vez eres muy celosa, te despiertas muy temprano o aprietas el tubo de la pasta de dientes desde arriba. Sólo pensar en tus errores me obliga a perdonártelos, no sé qué me está pasando, pero no quiero enamorarme de ti. 

Tengo que salir de aquí, aún estoy a tiempo de no pasar los siguientes meses ilusionado con algo que no sucederá. Me despido y esquivo tu mirada al darte un abrazo, no puedo soportarlo pero tengo que salir de ahí antes de que sea demasiado tarde. El aíre fresco y la noche calmada me relajan, regreso a ser yo. Antes de dar el primer paso escucho tu voz: "¿No te quieres quedar? quiero hablar más contigo". 

Tendremos dos hijos, viviremos juntos en 6 meses y viajaremos a Barcelona en un año. Es lo primero que pienso en cuanto doy media vuelta.

Referencias: