¿Por qué creemos en el destino si no estamos seguros de su existencia?

¿Por qué creemos en el destino si no estamos seguros de su existencia?

Por: Regina Ortuño -

Albert Einstein solía decir que "somos arquitectos de nuestro propio destino", a pesar de no estar seguros si existe, solemos confiar en esta idea desde pequeños, pero ¿te has preguntado por qué creemos en el destino?

El devenir es un tema que para algunas personas parece cautivante, misterioso, pero sobre todo intimidante y en otras cuantas ocasiones resulta hilarante. Pero, ¿qué es lo que determina el devenir? En torno a este planteamiento existen diversas posturas que afirman que es el individuo quien tiene el control sobre su futuro, citando la frase: "Somos arquitectos de nuestro propio destino" de Albert Einstein.

Sin embargo, esta opinión no es compartida por todas las personas, puesto que creen que todo lo que sucede está determinado. Tal y como lo postuló el filósofo Friedrich Ratzel, el creador de la corriente filosófica "el determinismo".


Relacionado
por-que-no-es-bueno-creer-en-el-destino

Esta corriente establece que no existen los sucesos azarosos, es decir, casuales, y todo lo que ocurre está predestinado. Este postulado hace parecer irreales los conceptos de suerte y libre albedrío. El padre del psicoanálisis, Sigmund Freud, manifestó que "el libre albedrío, no es más sino el resultado de nuestra suficiencia, pero al fin y al cabo una creencia ingenua e ilusoria".

De esta afirmación han surgido diversas cuestiones, una de las más debatidas y polémicas es ¿por qué creemos en el destino? Cuestión que se puede analizar bajo distintas perspectivas; por ejemplo, la forma en que la biología del cerebro humano afecta en la toma de decisiones, o bien, abordarlo desde el aspecto social o psicológico, y de cómo el entorno afecta el comportamiento del individuo. También se puede optar por estudiarlo desde un punto de vista más científico como la física clásica.

En el día a día se observan patrones establecidos en el planeta, como la gravedad o el ciclo del agua, llamadas "leyes clásicas". Dichas leyes postulan que todo objeto tiene una trayectoria, se mueve siguiendo un camino establecido a una velocidad concreta. Una muestra de ellas es la alborada y el ocaso: el sol sigue una trayectoria establecida, una ruta que indica cómo se movió y cómo se moverá en el futuro, marcando de este modo una línea del tiempo en la vida de esta estrella.

que es el destino

Estos fenómenos físicos crean dudas e interrogantes: así como en la naturaleza ¿todo está predeterminado? y si es así, ¿existe alguien superior que lo maneja? Uno de los postulados de la física clásica garantiza que sí existe un sistema de partículas con una interacción continua de unas con otras, y se toma como referencia un momento en el que las partículas se encuentren ubicadas de una manera y una velocidad concretas, lo que harán en el momento siguiente está determinado porque permite conocer cuál será el siguiente paso de la trayectoria.

¿Y qué tal si lo mismo sucediera con la vida de las personas? Sus ideas, vivencias y experiencias son resultado de la causalidad, donde un montón de sucesos tienen relación entre sí y se remontan desde el principio del Universo. Si esto fuera así, el universo sería un sistema dentro del cual todo sucede por una razón, un universo donde los sucesos azarosos no existen. Lo cual nos lleva a la idea de que el libre albedrío y el azar, en realidad, son inexistentes.

¿Será que todos los pensamientos, gustos, intereses y elecciones del humano están predeterminados? ¿Será el determinismo mucho más que una teoría filosófica?

existe el destino

Relacionado
el-hilo-rojo-del-destino

Si te gustó este artículo sobre por qué creemos en el destino, además te agrada escribir de diversos temas como amor, desamor, relaciones personales y más, envía un texto de prueba con mínimo 400 palabras y no en primera persona a nuestra plataforma digital: culturacolectiva.com/colaboradores y logra que más de 60 millones de personas te lean. 

Te puede interesar:
A veces el destino tiene planeado algo distinto a nuestros deseos
9 secretos del Universo que no te dejarán dormir

Referencias: