Letras

¿Qué es la Ira?

Avatar of Marco

Por: Marco

Letras ¿Qué es la Ira?


Imagina que entre tu abdomen y tu pecho, hay un globo azul lleno de fuego. O imagina que hay un dragón llamado Ira ahí mismo. El globo, como los pulmones del dragón se infla cuando pierdes el control. Y entonces, la ilógica, el caos, la sin vergüenza, el cinismo y otros de tus vicios despiertan. La criatura monstruosa de tu interior abre los ojos con la mínima intención de cerrarlos de nuevo.

Ira66

Es innegable que el dragón iracundo es una parte inherente de ti. No sonreír, no llorar, bloquearse a sí mismo suena plausible. Pero para ti no lo es. Olvidas la forma de maniobrar tus impulsos, cuando pierdes el control, el entorno se transforma y tú lo haces también. Algunos dirían que es simple estrés pero te digo que lo que a ti te sucede es diferente. Es algo salvaje y doloroso. No puedo apagar las llamas de un dragón, no puedo contraer una explosión.

Los naranjas y amarillos de las llamas te abrazan y te ciegan a las realidades de tu cuerpo y de su percepción. Lo que fue ya no es, y lo que es, nunca fue. Los prejuicios del alma brotan a la superficie y resultan ser todo lo que mis ojos ven. En tu cínica realidad, mis actos están justificados, pero a los ojos de la verdad, no eres más que un bicho entre la escoria.

Ira2
Pintura por Oswaldo Guayasamín 

Dulce elemento de frustración y confusión; el alimento preferido del reptil escamoso y alado dentro de ti. ¿Cómo no alimentarlo? Es imposible, es un parásito a la espera de cualquier baja en tu defensa. Una pequeña piedra en el camino causa de un tropezón puede ser suficiente para aquél animal si es que tú no estás en tu mejor momento. Es inherente, pegado a ti y a mí y al que está a tu lado. Todo dragón es del mismo tamaño, pero, ¿qué tan sensible es tu ser? Una llamarada similar puede quemarte a ti y calentarme a mí.

Quieres deshacerte de él, quieres que no te vuelva a lastimar de nuevo, quieres no traicionarte jamás, quieres no cegarte a la verdad. Pero la serpiente emplumada no sabe de justicia ni de razones. Sabes que tu álter ego monstruoso te empujará al mundo de lo falso y una vez que lo ha logrado, regresar sin ser herido es difícil. ¿Cómo no perder el control? Una vez perdido, el futuro inmediato funge como un hoyo negro que absorbe tus más profundos instintos, los retuerce y te hace vomitarlos una y otra vez. La lógica y la razón no te serán de ayuda, para ahora ya están en función de lo irreal, están siendo calcinados por tu fuego interior.

Ira3
Pintura por Oswaldo Guayasmín


Referencias: