Biografía: el género literario donde se exploran las vidas más fascinantes

La vida de una persona y sus eventos principales son los compuestos que conforman la estructura de una biografía.

Una biografía es un relato narrado en primera o tercera persona sobre la vida de una persona en particular o un grupo de ellas, como es el caso de las biografías de bandas musicales. En una biografía se da un repaso amplio y pormenorizado de la vida de una persona desde el momento de su nacimiento hasta su muerte o los acontecimientos más recientes. 

Prácticamente los personajes más relevantes de distintas áreas de la historia como el deporte, la política, la ciencia, la música, la literatura, la pintura, el teatro, el cine y más poseen una biografía que enaltece su vida o descubre aquellos pasajes más oscuros, despreciables, tristes y desconocidos de su existencia. La biografía cumple con su propósito de informar pero también de recrear un episodio de la historia, una vida y una serie de hechos que llevaron a alguien a ser un protagonista importante de la historia. Hablando de manera rigurosa, la biografía es considerada como un híbrido entre la literatura y la historia. A menudo es situada dentro de los textos memorialísticos al lado de los diarios o las memorias.

El término proviene del griego compuesto: bios (“vida”) y graphein (“escribir”). Como tal la biografía es considerada un verdadero género literario pues se abren muchas posibilidades sobre la manera de contar la vida de una persona, casi siempre ilustre o que ha hecho aportaciones importantes en un área de las artes o las humanidades. 

También te puede interesar: Las 20 personas más famosas en la historia de los libros

¿Qué utilidad tiene una biografía?

Gracias a ella podemos adentrarnos en la vida y contexto social de un personaje importante que marcó una página de la historia. Si nos limitáramos a leer lo que dicen las enciclopedias nos quedaríamos con un breve resumen de lo que fue el personaje del cual queremos saber más. En cambio la biografía nos permite tener un panorama más amplio de su pensamiento, de aquellos momentos desconocidos que no se dan a conocer a menudo y, sobre todo, de contrastar la información que aparece en una fuente u otra.  

Muchas biografías son narradas por sus propios protagonistas para dar una sensación de cercanía y veracidad (en este caso hablamos de una autobiografía), o en caso contrario, el trabajo es hecho por un biógrafo especializado en la vida de quien se esté contando su historia. Cuando una persona escribe la biografía de alguien, por lo general está sujeta a la censura, visto bueno o autorización del protagonista, hecho que a veces puede ocultar datos esenciales sobre su vida que no quiere que nadie los sepa. 

Te puede interesar: Juan Aldama, uno de los precursores de la Independencia de México

También existen las falsas biografías, una especie de subgénero literario donde se cuenta la historia ficticia de un personaje, pero con tal veracidad y aportando datos como si fueran ciertos que muchas veces llegan a crear confusiones entre los lectores. 

Se trata de un ejercicio periodístico y de investigación que, en el mejor de los casos, se debe ceñir a los datos reales y precisos, como fechas, nombres y lugares, para hacer llegar al público un trabajo notable y fidedigno que realmente cuenta la historia real de la persona en cuestión. Un biógrafo debe trabajar con fuentes confiables como libros, periódicos, videos e incluso entrevistas con personas allegadas a la persona central de la biografía. 

Te puede interesar: 72 libros que todo amante de la literatura debe de haber leído antes de los 30

Otros tipos de biografías

Biografía novelada

Se cuenta o recrea la vida de un personaje como si fuera una novela, es decir de manera narrada, incluyendo diálogos y ciertos elementos basados en la imaginación del autor. Pese a su formato el autor no deja de lado el rigor histórico y apegado a la verdad de cada uno de los datos que presenta en su relato. 

Autobiografía

La narración corre a cargo del propio personaje, lo cual le da a la historia un sentido estricto de la verdad (en apariencia) al contar con los propios puntos de vista del personaje basados en sus memorias. Este tipo de biografías son mucho más entrañables para el lector porque se enfrenta a un lenguaje basado más en la emoción. Algunas autobiografías pueden ser escritas directamente por el personaje cuando éste cuenta con ciertas habilidades literarias, o a través de un autor contratado para ello que ayuda a darle forma y estilo a la historia. 

Biografía convencional

Las biografías escritas por investigadores o periodistas son un poco más rigurosas en la forma y en el lenguaje que emplean, ya que se limitan en su mayoría a informar desde una perspectiva imparcial más que a causar una emoción en los lectores. Estas bios son mucho más académicas, aunque también hay sus excepciones, ya que cuando el autor se trata de un personaje cercano al personaje principal las emociones en el relato pueden aflorar en gran medida.

Diario

Los diarios son los registros personales y periódicos de un personaje, los cuales nos dan la oportunidad de enterarnos de su lado más íntimo y de sus vivencias más entrañables. Muchos diarios han sido publicados después de la muerte de sus autores y resultan una manera de conocer muchos más pormenores acerca de su existencia, de los cuales quizás los propios historiadores no estaban enterados. 

Te podría interesar: Miguel Ángel, el genio detrás de las pinturas de la Capilla Sixtina

Algunas biografías altamente recomendables:

Anhelo de vivir, de Irving Stone, sobre la vida del pintor Vincent van Gogh.

Hitler, de Ian Kershaw, sobre la vida del dictador alemán y líder del partido nazi. 

Bob Dylan, de Howard Sounes, acerca de la vida del más famoso de los compositores de folk rock. 

Open, de Andre Agassi, una de las autobiografías más fascinantes de los últimos diez años contada por uno de los tenistas que revolucionaron este deporte.

Freddie Mercury, la biografía definitiva, de Lesley-Ann Jones, donde se nos cuenta la historia del mejor frontman en la historia del rock.

Mommie Dearest, de Christina Crawford, donde la hijastra de la actriz Joan Crawford relata el infierno que significaba vivir con una mujer bipolar, alcohólica y atormentada. 

Bowie, de María Hesse y Fran Ruiz, un ameno y detallado relato de la vida de David Bowie, el genio que cambió la cara del glam rock y la música en general.  

Steve Jobs, de Walter Isaacson, la biografía definitiva de uno de los hombres que definieron el rumbo de los siglos XX y XXI. 

Vivir para contarla, de Gabriel García Márquez, la añorable autobiografía del mejor escritor que ha dado América Latina en su historia literaria.

Los diarios de Kurt Cobain, de Kurt Cobain, el texto en el que se recogen los comentarios, dibujos, poemas, esbozos de canciones y demás material de puño y letra del propio Cobain, líder de Nirvana y figura del movimiento grunge

Mientras escribo, de Stephen King, un libro atípico en la bibliografía del 'Maestro del Horror': en él no sólo se ofrecen detalles de su vida, sino valiosos consejos literarios para todos aquellos interesados en escribir. 

Ángel del infierno, vida y andanzas de 'Sonny' Barger y el club de motoristas Ángeles del infierno, de Ralph 'Sonny' Barger, un documento en el que se relatan detalles desconocidos del club de motociclistas más peligroso, violento y polémico en la historia de parte de uno de sus principales miembros.

'Che' Guevara, una vida revolucionaria, de Jon Lee Anderson, una de las biografías más completas que se hayan escrito sobre el famoso revolucionario .

**

Podría interesarte:

Biografía de María Félix

Gabriel García Márquez, biografía del colombiano que nos enseñó la soledad literaria

Todo lo que debes saber de Amalia Hernández