Tan sólo quería rendirme, escapar a un lugar lejano
Letras

Tan sólo quería rendirme, escapar a un lugar lejano

Avatar of Ivonne Mend

Por: Ivonne Mend

24 de marzo, 2017

Letras Tan sólo quería rendirme, escapar a un lugar lejano
Avatar of Ivonne Mend

Por: Ivonne Mend

24 de marzo, 2017





A veces son los momentos de caos los que en realidad traen paz a nuestro interior:




“Que te sientas perdido no implica que desistas”, leí mientras deambulaba durante una noche difícil, de esas que suceden a un mal día…

Miré mis zapatos llenos de agua y lodo, ¡qué más da!, me dije.

Repasando en mi mente aquella terrible jornada, la lluvia escurría sobre mi cabello, se oía a lo lejos sonar una leve música, mis pisadas parecían huecas, vacías, me giré para darme cuenta si alguien se percataba de mi paso y sólo pude ver la oscura noche, algunas lámparas tintineaban produciendo mucha luz.

Creo que la oscuridad hacía que su brillo fuera más afanoso, hasta me obligó a ayudarme de mis manos para no encandilar mis ojos, dediqué unos minutos a descifrar el laberinto que tenía ante mí, pero cegado volví a mi marcha.

No sabía hacia dónde iba y en realidad no importaba, quería respirar sin que doliera, andar sin rumbo, alejándome. Miré hacia arriba pensando encontrar un designio divino; la lluvia no cesaba, caía gota a gota, suspiré y seguí el recorrido.


perderme-para-encontrarme

Me senté en una banca. Llevé mi mano a mi rostro para descubrir que había gotas saliendo de mis ojos. Tan sólo quería rendirme, escapar a un lugar lejano, a esos sitios de los cuentos a los que nadie sabe llegar, pero donde todos quisiéramos vivir.

Quería un abrazo, un consuelo, un alivio, pero sólo me tenía a mí, pensé. 

Segundos después ese pensar me dibujo una sonrisa: "Me tengo a mí", grité, dando un salto.
Me tengo a mí, presente y latiendo con dolor ahora, pero con el alma dispuesta...

Me di cuenta que la música a lo lejos era una exquisita pieza, cerré mis ojos y cada sonido viajaba por mi cuerpo recogiendo cada parte mía que deambulaba rota o extraviada, y me fui a ese lugar “muy muy lejano” a encontrarme, a revivirme.

"Ahora lo entiendo todo", susurré, solté una carcajada mientras al ritmo de aquel armonioso instante danzaba, disfruté ahora la lluvia, la magnificencia del Universo cayendo a gotas sobre mí.

Suspiré mirando al cielo, sonriéndole porque me tenía, porque me dio la respuesta sin querer y ahí supe que en mis pasos quería ser libre, no valiente, sentir el miedo y avanzar aún con él; supe que quería perderme para poder encontrarme, y lloré de nuevo, lloré de sentir la dicha de respirar y salir de esta noche oscura del alma, con más brillo y vigor.

Porque aún en la más grande penumbra pude ver mi luz. Porque en esta noche oscura pude renacer...

poemas amor mujeres



**

Cuando creemos que todo va mal, es importante relajarnos y despejar un momento nuestra mente, por esa razón te recomendamos escuchar algunas canciones para tranquilizarte cuando la presión está a punto de matarte. 


**
Las imágenes que ilustran el texto pertenecen a la artista Rosie Hardy; conoce más sobre su trabajo en su página oficial



Referencias: