Quise confiar en ti por segunda vez, cerrando mis ojos y abriendo mis manos para ser tuya

Lunes, 30 de octubre de 2017 11:25

|Samantha Sampedro

A continuación se comparte otro poema escrito por la joven autora Samantha Sampedro, quien indaga, a modo de reflexión y confesión, en el tema del desencuentro amoroso de una manera ágil y directa, como forma de sosiego y catarsis.



Me vinieron a buscar

Me permití romper una regla por ti, 

Me permití faltarme a mí misma,

Para arriesgar y sentir que todo sería diferente a lo que alguna vez temía podría suceder.

Riesgo.


Quise confiar en ti por segunda vez, cerrando mis ojos y abriendo mis manos para ser tuya y para siempre.

Me fallé.



Esperé tener algo especial, sin escuchar los consejos de los sabios, cuando me decían que cuando saltas procesos, todo terminaría mal tarde o temprano.

Terminó.


Necesito volver a creer de nuevo en algo que me arrebataste, porque te llevaste algo muy grande de mí.

Te amé como nadie jamás lo hará.

Amor.



Para quienes no tenemos la costumbre de cambiar de labios, de cuerpos tapando la soledad, se nos hace duro tener que decir adiós tan pronto.

Soltar.


En donde quiera que te encuentres, deseo lo mejor, y si algún día ves que he recuperado mi sonrisa, hazme un favor y no me vuelvas a buscar. Sentada te esperé.

Me vinieron a buscar...

Adiós.

*

Las imágenes pertenecen a Luca Filippini.

***

Escribir y leer poesía es una forma de sanar el alma. Si quieres leer más poemas de amor y desamor, te invitamos a que conozcas a los autores de los poemas para los que se resisten a superar las decepciones y los poemas para los que no quieren olvidar.

REFERENCIAS:
Samantha Sampedro

Samantha Sampedro


Freelance Writer at Cultura Colectiva
  COMENTARIOS