En defensa de los libros: razones por las que todos deberíamos amar la lectura
Letras

En defensa de los libros: razones por las que todos deberíamos amar la lectura

Avatar of Cultura Colectiva

Por: Cultura Colectiva

7 de septiembre, 2017

Letras En defensa de los libros: razones por las que todos deberíamos amar la lectura
Avatar of Cultura Colectiva

Por: Cultura Colectiva

7 de septiembre, 2017

Ya lo dijo Ray Bradbury, el autor del clásico distópico Fahrenheit 451: "No tienes que quemar libros para destruir una cultura. Sólo haz que la gente deje de leerlos". La frase resume en gran medida la idea de la importancia de los libros y de la lectura como motor y sostén de un rasgo fundamentalmente humano y social, una dimensión que muchos suelen obviar. La lectura es un arma muy poderosa que pocos llegan a descubrir. Es lamentable, pues según un estudio leer puede alargar tu vida. Desde tiempos inmemoriales la literatura ha jugado un papel muy importante en el mundo, desde los libros prohibidos, los históricos, científicos, novelas e infinidad de categorías, han repercutido en el rumbo de la humanidad al guardar información valiosa de generación en generación y convertirse en una pasión, un pasatiempos generalizado y una de las formas de salvar a México del peor de los males. De hecho en la lectura están unas de las claves más importantes de la sensibilidad y para aprender —de verdad— sobre algún tema.


En defensa de los libros: razones por las que todos deberíamos amar la lectura 1


Pero nada es absoluto, salvo la muerte. Leer es, en efecto, una actividad preferida por muchos y aborrecida por otros, lo que no es criticable ni motivo suficiente para emitir juicios. Sin embargo, es notorio que el común denominador de las personas disfrutan de una buena historia en el cine, ¡muchas veces basada en un libro!, lo que pone a pensar. ¿Por qué privarse de ese disfrute intelectual y emocional y no tomar un libro? Es simple, tomando además en cuenta que como hábito no se fomenta de la forma correcta durante los primeros años de formación del individuo: el gusto y amor por la lectura no debe ser obligatorio ni emplearse como forma de castigo, pues es algo que se disfruta, no que se sufre. He aquí el craso error que cometen muchos profesores al imponer la lectura de cierto título sin dar espacio para que las y los jóvenes exploren el mundo de la literatura y busquen el género que les guste. También hay que reconocer que existe un estereotipo de leer como algo aburrido y tedioso. Pero ¿cómo leer puede ser tedioso cuando se toman en cuenta estos 5 libros que te harán aún más adicto a la lectura?

Más allá del siempre polémico debate entre los libros electrónicos y los impresos, es un síntoma común de la mayoría de las personas estar plenamente convencidas de que leer es aburrido y que no tiene ningún beneficio, por lo que muchos se alejan sin darle ninguna oportunidad. No todo está perdido. Gracias a algunos booktubers —personas que suben en YouTube información o novedades sobre literatura—, jóvenes y entusiastas en busca de mejores y más completos referentes culturales que los medios audiovisuales masificados y la rapidez de la tecnología están volviendo a ver la literatura de otra manera. Sólo hay que saber identificar los elementos para no perder de vista lo verdaderamente relevante en este aspecto. Las redes sociales, si bien han alejado de muchas cosas a los usuarios por medio de las dinámicas generacionales, también han logrado que la juventud redescubra en la lectura algo divertido y entretenido, además de informativo, con una práctica muy sana. Las redes han hecho de muchos autores y de sus obras nuevas figuras de contenido cultural, que se comparte y se difunde.


En defensa de los libros: razones por las que todos deberíamos amar la lectura 2


Según Benito Taibo, "leer es resistir". Nada más cierto: pues leer es una forma de resistir ante lo impuesto por grandes corporaciones y usar la imaginación para encontrar algo dentro de ti que no sabías que estabas buscando. Otra cosa importante es que las nuevas tecnologías han facilitado en gran medida que el hábito de la lectura se propague. No es estrictamente necesario comprar el libro físico o ir a una biblioteca para leer. Formatos, dispositivos e incluso aplicaciones para hacer más cómoda la experiencia han ido surgiendo y enriqueciendo nuevas formas de este hábitos.

Asimismo es preciso tener presente que una buena lectura no es precisamente la del libro más grande o famoso, sino que consiste en disfrutar y vivir intensamente la experiencia y degustar el placer de escapar de la realidad para vivir en otro tiempo, en otro lugar o en otro mundo, ya sea una tierra fantástica, un futuro distópico, una época pasada o un lugar de lo más inverosímil.


En defensa de los libros: razones por las que todos deberíamos amar la lectura 3


Vale la pena hacer un modificación en el famoso dicho: "No juzgues a un libro por su película". Normalmente los filmes basados en un texto son diluidos hasta que de la historia original queda sólo una cuarta parte de su esencia y lo demás lo alteran a placer. Hay que saber separar las dos actividades. Otro tema que puede ser frustrante es que encontrar ese vínculo con la lectura quizá tome tiempo. Hallar el libro que de verdad te llame la atención y que te enganche con ganas de sumar más lecturas no es tan fácil. Sólo hay que tener paciencia e ir aprendiendo de lo que se va leyendo, de las ideas y de las imágenes que se van acumulando y formando en la cabeza. En todo caso, no te desanimes. Busca y elige otro y vuelve a probar, existen millones de libros en este mundo, así que no te preocupes porque el que te conquistará está por llegar. Ya lo dijo Andrea Dardon: "Si no te gusta leer es porque no has encontrado el libro correcto aún". Larga vida a los libros.



Escrito por Maria Teresa Morales Delgadillo

***

¿Inquietudes? ¿Curiosidad? ¿Verdaderas ganas? Quizá lo único que te hace falta son mejores recomendaciones y orientación para saber dónde empezar. Por eso aquí puedes consultar 50 cuentos que te harán amar la literatura y los libros de 2017 que debes leer según el New York Times.


Referencias: