Petición: No destruyan Zona Arqueológica por construcción de la Autopista Urbana Oriente
Letras

Petición: No destruyan Zona Arqueológica por construcción de la Autopista Urbana Oriente

Avatar of mediodigital

Por: mediodigital

11 de junio, 2013

Letras Petición: No destruyan Zona Arqueológica por construcción de la Autopista Urbana Oriente
Avatar of mediodigital

Por: mediodigital

11 de junio, 2013

A través de la página Change.com, la ciudadana mexicana Ximena G. lanzó una petición al Gobierno del Distrito Federal para que no se destruya la zona ecológica de Xochimilco por construcción de la Autopista Urbana Oriente; antes de comenzar la obra, ya con el proyecto planteado, Ximena comenta, a través del portal de peticiones públicas, su postura sobre esta construcción:

rReKdyiwqKQqulZ-556x313-noPad

Recientemente, el Gobierno del Distrito Federal, encabezado por Miguel Ángel Mancera, anunció, por medio de su Secretario de Obras, Luis Rábago, la construcción de la Autopista Urbana Oriente que irá desde Muyuguarda (Xochimilco) hasta la Calzada Ignacio Zaragoza. A diferencia de las anteriores autopistas de cobro edificadas sobre el Periférico a modo de segundos pisos, en esta ocasión se planea construir cuatro carriles sobre los camellones centrales de dicha vialidad. Lo anterior resultaría especialmente desastroso para la zona que va desde Cuemanco hasta Canal de Chalco, pues la parte central del Periférico, a la que el secretario ha denominado como “vegetación”, es en realidad una zona de pantanos y pequeños canales donde habitan patos, ranas, aves y otras especies animales y vegetales.

Las personas que hemos crecido cerca de esta zona, y, también, las que asistimos cotidianamente a ejercitarnos en los parques ecológicos y lagos aledaños, podemos constatar que la parte central de Periférico está llena de vida y que, además, visualmente es muy agradable, ya que contrasta con las grandes vialidades del Distrito Federal, donde prácticamente todo el paisaje natural se ha perdido.

Como ciudadanos de la capital del país y vecinos de la zona, nos rehusamos enérgicamente a permitir que se cometa un daño irreversible, consecuencia de decisiones inmediatistas y superficiales, falta de conciencia ecológica y de planeación urbana. No queremos más paisajes grises y carriles para autos que supongan la continua destrucción del medio ambiente, queremos conservar estos pequeños paraísos lacustres que sobreviven al sur de la ciudad y preservar las especies que han habitado esta Tierra por miles de años y que hoy luchan por sobrevivir aunque sea en un pedacito del Periférico de una de las ciudades más pobladas del mundo.

Si esta es en realidad una “ciudad de vanguardia”, entonces, demandamos que se escuche a los universitarios y a los expertos antes de tomar decisiones que afectarán el patrimonio de los mexicanos. Solicitamos que acudan a las grandes universidades mexicanas, institutos u organizaciones sociales para medir el impacto ambiental si se destruyera esta zona. Estamos convencidos de que las personas con educación y responsabilidad social tienen las herramientas necesarias para idear formas de mejorar la movilidad de la ciudad sin tener que destruir los pocos espacios verdes que nos quedan en esta capital.


Referencias: