INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

7 recomendaciones para escribir como Mario Benedetti

28 de octubre de 2017

Rodrigo Ayala Cárdenas

Aprende a escribir como el poeta uruguayo con los siguientes consejos:


«Hay que cuidarse del éxito, porque el éxito puede pervertir a un escritor. Nunca escribí en función del éxito, escribí lo que me salió de las pelotas. Si tenía éxito bien, si no, pues nada».


—Mario Benedetti


Escribir lo que salga de las pelotas. ¿Es que no es así como tendría que funcionar la vida? Hacer lo que salga de las pelotas, hacerle caso al corazón, confiar en el instinto de supervivencia, guiarse por el radar del alma. Benedetti escribió de todo lo que atravesaba su imaginación: Dios, religión, política, amor, nostalgia, pasado. Vejez, exilio, tortura, globalización. Todo lo que inquietaba su mente lo vació a través de poesía, ensayos, cuentos, novelas, crónicas y demás reflexiones literarias. Debido a ello su obra ha quedado como una de las más admiradas de las letras de Latinoamérica.


Si gracias al nacido en Uruguay has comenzado a escribir tus primeros poemas, has llegado al lugar correcto: ante ti tenemos una lista de recomendaciones con ejemplos sobre cómo aproximarte al estilo de Benedetti y basarte en él para construir tu propia obra poética y lograr un sello muy personal. Todo ello teniendo a uno de los grandes maestros como referencia..

  

-

Enfócate en la vida cotidiana



Para Benedetti, desentrañar el misterio de lo cotidiano era una de sus grandes características y obsesiones. Puedes comenzar la escritura de tus poemas basándote en los asuntos de tu vida diaria: la rutina en tu hogar, la descripción de la vida en tu vecindario, qué te hace sentir una puesta de sol, el olor de algún alimento o el sabor de los labios de tu pareja.

 

No cabe duda. Ésta es mi casa

aquí sucedo, aquí

me engaño inmensamente.

Ésta es mi casa detenida en el tiempo.

 

Llega el otoño y me defiende,

la primavera y me condena.

Tengo millones de huéspedes

que ríen y comen,

copulan y duermen,

juegan y piensan,

millones de huéspedes que se aburren

y tienen pesadillas y ataques de nervios.

 

No cabe duda. Ésta es mi casa.

Todos los perros y campanarios

pasan frente a ella.

Pero a mi casa la azotan los rayos

y un día se va a partir en dos.

 

Y yo no sabré dónde guarecerme

porque todas las puertas dan afuera del mundo.

 

-

Usa un lenguaje coloquial



Benedetti fue un maestro usando el mismo lenguaje que sus lectores empleaban en el día a día. Eso le permitió conectar con ellos de manera inmediata. A pesar de esto, su obra poética no carecía de elegancia. Para empezar a escribir poesía no es necesario que tus palabras sean rebuscadas, utiliza el mismo lenguaje con el que te expresas con tus amigos. Con un vocabulario al alcance de todos será más fácil que tu mensaje sea comprendido, tus palabras saboreadas y tus poemas disfrutados.

 

¿Qué les queda por probar a los jóvenes

en este mundo de paciencia y asco?

¿sólo grafitti? ¿rock? ¿escepticismo?

también les queda no decir amén

no dejar que les maten el amor

recuperar el habla y la utopía

ser jóvenes sin prisa y con memoria

situarse en una historia que es la suya

no convertirse en viejos prematuros

 

¿qué les queda por probar a los jóvenes

en este mundo de rutina y ruina?

¿cocaína? ¿cerveza? ¿barras bravas?

les queda respirar / abrir los ojos

descubrir las raíces del horror

inventar paz así sea a ponchazos

entenderse con la naturaleza

y con la lluvia y los relámpagos

y con el sentimiento y con la muerte

esa loca de atar y desatar

 

¿qué les queda por probar a los jóvenes

en este mundo de consumo y humo?

¿vértigo? ¿asaltos? ¿discotecas?

también les queda discutir con dios

tanto si existe como si no existe

tender manos que ayudan / abrir puertas

entre el corazón propio y el ajeno /

sobre todo les queda hacer futuro

a pesar de los ruines de pasado

y los sabios granujas del presente.

 

-

Dirígete a tu lector



Con frecuencia, Benedetti solía emplear la segunda persona del singular en sus poemas para conectar de inmediato con los sentimientos de sus lectores. Haz lo mismo para que pruebes el efecto que tus palabras pueden tener en otras personas. Recuerda las formas del verso libre y una fórmula infalible: preguntas directas para atacar la conciencia de quien te está leyendo.

 

¿Te importa mucho que Dios exista?

¿te importa que una nebulosa te dibuje el destino?

¿que tus oraciones carezcan de interlocutor?

¿que el gran hacedor pueda ser el gran injusto?

¿que los torturadores puedan ser hijos de Dios?

¿que haya que amar a Dios sobre todas las cosas

y no sobre todos los prójimos y prójimas?

¿Has pensado que amar al Dios intangible

suele producir un tangible sufrimiento

y que amar a un palpable cuerpo de muchaha

produce en cambio un placer casi infinito?

¿acaso creer en Dios te borra del humano placer?

¿habrá Dios sentido placer al crear a Eva?

¿habrá Adán sentido placer cuando inventó a Dios?

¿acaso Dios te ayuda cuando tu cuerpo sufre,

o no es ni siquiera una confiable anestesia?

¿te importa mucho que Dios exista? ¿o no?

¿su no existencia sería para tí una catástrofe

más terrible que la muerte pura y dura?

¿te importará si te enteras que Dios existe

pero está inmerso en el centro de la nada?

¿te importará que desde el centro de la nada

se ignore todo y en consecuencia nada cuente?

¿te importaría la presunción

de que si bien tú existes

Dios quién sabe?

 

-

Emplea el verso libre



Benedetti era un defensor del verso libre, por ello es que sus poemas navegan lejos de la rigidez y se perciben espontáneos. Esto te permitirá sentirte cómodo al momento de escribir y los resultados se notarán naturales. Antes de que domines las técnicas apropiadas para hacer versos con rima, enfócate en hacer poemas de manera libre. Goza lo que escribes, siente que corres por un campo sin obstáculos y restricciones. Los versos libres te permitirán ir descubriendo todo tu potencial poético.

 

Cuando el bueno de Armstrong dio aquellos pasos

todos registramos cómo se movía

tosco / pesado / en un suelo blancuzco

¿o era de piedra pómez? ¿quién se acuerda?

 

durante un rato estuvo cavilando

y la escafandra o como se llamase

impedía que viéramos sus ojos

pero juraría que su mirada era

de pereza o abulia

 

algo debió explicar a su regreso

algo diferente al discurso de gloria

que le ordenaron pronunciar eufórico

entre medallas flores vítores y guirnaldas

 

algo debió decir en privado a sus jefes

algo importante inesperado

 

-

Inspírate en la clase media



El poeta uruguayo hablaba sobre las clases medias en sus poemas y relatos, pues él mismo perteneció a ella. Era un gran analista de los sentimientos y costumbres de los que, como él, crecieron sin lujos y con la necesidad de ganarse la vida con sudor y esfuerzo. Las historias que se pueden obtener de la clase media son mucho más ricas que las que se extraen de los sectores más altos de la sociedad, donde todo es falso y rígido. Vuelca tus primeros poemas en la forma de vida de las clases trabajadoras y de su esfuerzo por sobrevivir, de su empeño por salir adelante.

 

Es una lástima que no estés conmigo

cuando miro el reloj y son las cuatro

y acabo la planilla y pienso diez minutos

y estiro las piernas como todas las tardes

y hago así con los hombros para aflojar la espalda

y me doblo los dedos y les saco mentiras.

 

Es una lástima que no estés conmigo

cuando miro el reloj y son las cinco

y soy una manija que calcula intereses

o dos manos que saltan sobre cuarenta teclas

o un oído que escucha como ladra el teléfono

o un tipo que hace números y les saca verdades.

 

Es una lástima que no estés conmigo

cuando miro el reloj y son las seis.

Podrías acercarte de sorpresa

y decirme "¿Qué tal?" y quedaríamos

yo con la mancha roja de tus labios

tú con el tizne azul de mi carbónico.

 

-

Evoca el pasado y la nostalgia como recurso estético



Si hay algo que distingue la obra de Benedetti son las alusiones al pasado, a los nostálgicos atardeceres, a la patria de su infancia y los sentimientos del tiempo que ya fue. Menciona en tus poemas los lugares donde creciste, en los que jugabas de niño y las personas con las que compartiste momentos inolvidables. Aparte de obtener poemas estarás reviviendo aquello que te ha formado como ser humano. Es un ejercicio de autoexploración que todo poeta debe llevar a cabo en sus vida.

 

Cuando resido en este país que no sueña

cuando vivo en esta ciudad sin párpados

donde sin embargo mi mujer me entiende

y ha quedado mi infancia y envejecen mis padres

y llamo a mis amigos de vereda a vereda

y puedo ver los árboles desde mi ventana

olvidados y torpes a las tres de la tarde

siento que algo me cerca y me oprime

como si una sombra espesa y decisiva

descendiera sobre mí y sobre nosotros

para encubrir a ese alguien que siempre afloja

el viejo detonador de la esperanza.

 

-

Date permiso de ser crítico y sentimental al mismo tiempo



La poesía de Mario Benedetti transita entre la crítica a los sistemas políticos, la religión y un sentimentalismo profundo hacia el pasado y el amor. Si tienes vena de izquierda y estás en desacuerdo con la manera en que se practica la política en tu país, explora ese lado fiero en tu obra. Asimismo enfoca tus esfuerzos en deleitar a tus lectores hablando sobre las desgracias o las bondades del amor. Benedetti siempre tuvo una gota de dramatismo a la hora de abordarlo.

  

¿Y si Dios fuera mujer?

pregunta Juan sin inmutarse,

vaya, vaya si Dios fuera mujer

es posible que agnósticos y ateos

no dijéramos no con la cabeza

y dijéramos sí con las entrañas.

 

Tal vez nos acercáramos a su divina desnudez

para besar sus pies no de bronce,

su pubis no de piedra,

sus pechos no de mármol,

sus labios no de yeso.

 

Si Dios fuera mujer la abrazaríamos

para arrancarla de su lontananza

y no habría que jurar

hasta que la muerte nos separe

ya que sería inmortal por antonomasia

y en vez de transmitirnos SIDA o pánico

nos contagiaría su inmortalidad.

 

 -


Recuerda muy bien que el máximo consejo de este autor es el de escribir lo que te salga de las pelotas. Sólo así tendrás la certeza de que tu obra emerge directo de lo más sincero de tu ser. No sólo a través de sus poemas o cuentos, Benedetti da rienda suelta de su genialidad sino también con 30 frases de su autoría para enamorar a una mujer que creías perdida. Es tanto su conocimiento del amor que también puedes aprender sus lecciones para sellar un corazón roto.


TAGS: Poemas Nuevos poetas Mario benedetti
REFERENCIAS:

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Is Blue The Warmest Color?: How "The Unsent Project" Shows The Pigments Of Closure El niño que luchó contra el VIH e inspiró una canción de Michael Jackson Here's Why Claudia Romo Edelman Believes You Can Change The World 4 consejos para convertirte en viajero si tienes un trabajo muy demandante Pinturas de Philip Barlow que demuestran cómo ve el mundo la gente con miopía Ideas para tus selfies cuando no sabes cómo posar

  TE RECOMENDAMOS