Letras

Reforma Laboral: Alcances, efectos y cómo te afecta

Letras Reforma Laboral: Alcances, efectos y cómo te afecta

 

Durante las últimas dos semanas se ha hablado, con tendencia hacia la discusión sin acuerdo (situación a la que ya estamos acostumbrados en el país), acerca de reformas o cambios a las normas que reglamentan la situación laboral de los trabajadores. En este espacio, mencionaré los aspectos más importantes de dichos cambios a la Reforma Laboral. Estoy plenamente consciente de la importancia de los puntos sindicales que hay, pero es más importante hacer mención de los puntos que pueden afectar al joven trabajador, aquel que no está ni basificado o sindicalizado. 

 

Contratación a prueba. Periodo que puede ser hasta de 6 meses en el que una o más personas podrían estar a prueba para el mismo puesto. La principal crítica a esta propuesta es el total empoderamiento que se le da al patrón, ya que el trabajador puede ser despedido sin mayor justificación o remuneración por tratarse de un periodo de prueba; de igual manera, da pie a una posible explotación de trabajo sin generación de compromisos. Es necesario exaltar la competitividad pero ésta debe ser generada desde las bases de una educación de calidad equitativa. 

 

Contratos por temporada. Esta práctica es común, de hecho, cualquiera que haya acudido a algún almacén comercial durante la despreciable temporada navideña, habrá observado cómo se multiplican la cantidad de vendedores y cómo desaparecen en febrero; esto se debe a los contratos por temporada. Lejos de la observación “chusca” que esto pudiera parecer, en realidad es un hecho preocupante pues estas personas no generan condiciones de Seguridad Social de fondo, entiéndase como la antigüedad necesaria para formar una pensión digna o cotizaciones para lograr un patrimonio propio. 

 

Pago por hora basado en el salario mínimo vigente, no deberá excederse la jornada máxima laboral. La explicación de esta propuesta puede parecer simple: busca evitar que se haga trabajar más tiempo del necesario a las personas que perciben un salario mínimo, es decir, se paga de acuerdo a las 8 horas máximas de trabajo. Debemos recordar que el salario mínimo vigente se ha divido en las tres zonas geográficas del país: A, B y C donde los pagos son de $62.33, $60.57 y $59.08 respectivamente. Si usted, querido lector, tiene tiempo, divida estas cifras entre las 8 horas de trabajo obligatorio y obtendrá los números escalofriantes que muchas personas ganan por una hora de labor. Es necesario mencionar el temor que existe, pues por usos y costumbres en muchos lugares de trabajo existe una disposición a no pagar lo justo; con este tipo de medidas muchas personas no pueden percibir siquiera un salario mínimo diario al no ser reconocida la cantidad de horas que laboraron.

 

Me parece que la verdadera crítica que podemos hacer a la Reforma Laboral es la creación de espejismos; con este tipo de medidas se podrán reflejar cifras que muestren una disminución del desempleo sin que esto signifique que el problema haya sido subsanado o que la economía nacional vaya en franca recuperación porque en realidad el trabajador se encuentra en un periodo de prueba o temporal. También es necesario hacer notar que los verdaderos afectados serán los jóvenes, aquellos que no tienen muchos años fuera de la universidad, los que terminan su formación profesional o los que están por concluirla. 

 

Claridad


Debemos tener claro que nuestra generación no tendrá las mismas condiciones de Seguridad Social que nuestros abuelos o padres porque simplemente el país no da para eso, pues durante mucho tiempo existieron abusos de gente percibiendo una jubilación cuando apenas tenía 42 años. Debemos tener claro que somos una generación que probablemente deba esforzarse más por la calidad de vida que nos dieron nuestros padres, pero también debemos tener claro que somos una generación con la suficiente capacidad para lograr una cultura colectiva del trabajo, esfuerzo y dedicación que cambie a México y así, quizás, seamos los que logremos las condiciones previstas en nuestra en constitución: 

 

“Los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural, y para proveer a la educación obligatoria de los hijos”. 
Artículo 123, Fracción V

 


Referencias: