Pintura por: Enrique Argote

  

  

  

Regresa a mí, poesía devorada,
regresa otra vez a mi cama.
Sin eco ni reflejos ni memoria.
Sin heridas que suspiran
y sin hundirte en cada superficie,
regresa como luz de calabozo.
Regresa sin decir palabra…

 

 marzo de 2011

 

 

 


Referencias: