Secretos de Gabriel García Márquez que no conocías

Miércoles, 23 de mayo de 2018 17:16

|Rodrigo Ayala Cárdenas
gabriel garcia marquez

Más de 27 mil imágenes de manuscritos y fotografías personales ahora mismo pueden ser consultadas por los lectores y estudiosos de la obra del colombiano.



Gabo toca la pierna de una mujer con rostro picaresco. Su mano, de hecho, está demasiado cerca del pubis de la mujer, quien se reclina como si quisiera escapar del acoso del nobel colombiano. A su lado el poeta Pablo Neruda observa la escena con un rostro divertido, a punto de abrazar a la misma dama en un gesto seductor. La escena transcurre en un jardín de Normandía, Francia y ha sido capturada por un fotógrafo desconocido. Gabo luce elegante con una mascada que envuelve su cuello y un suéter blanco de lo que parece ser lana. Neruda luce una boina oscura y suéter negro de cuello alto. Cabe aclarar que la dama en cuestión es sólo una escultura.


gabriel garcia marquez 1


La fotografía pertenece al archivo personal, que acaba de ser digitalizado por la Universidad de Texas, del escritor de Cien años de soledad. En el mismo se hallaban borradores originales de obras publicadas e inéditas, material de investigación, álbumes de fotografías, libros de recortes, correspondencia, recortes, cuadernos, guiones, material impreso y diversos recuerdos. Son más de 27 mil imágenes de manuscritos y fotografías que ahora mismo pueden ser consultadas por los lectores y estudiosos de la obra del colombiano en la página de la universidad. Ser testigos de la vida íntima de uno de los literatos más leídos y queridos en la historia, ver las revistas de tiempos muy anteriores (1960-1970) donde aparecieron entrevistas y reportajes acerca de él es un tesoro invaluable.



Así lo explica Liz Gushee, directora de Servicios de colecciones digitales del Centro Ransom: «Este proyecto es importante, fomenta nuevos métodos de uso para los materiales de archivo. Proporciona acceso en línea aprobado por los titulares de derechos a los materiales de archivo protegidos por derechos de autor, oportunidades de investigación comparativa e interoperabilidad con otras colecciones en línea compatibles con IIIF. El apoyo de la familia de García Márquez hizo posible este importante proyecto».


En estos archivos es posible hallar varios secretos acerca del anhelado Gabo, quien abandonó este mundo el 17 de abril de 2014 en la Ciudad de México, a los 87 años de edad, a causa de una neumonía:


-

Correcciones


El lector ferviente de Gabo podrá ser testigo de las correcciones que el autor hacía sobre sus historias; por ejemplo, en una de las varias versiones de su novela El general en su laberinto, García Márquez pone: «(…) la prisa sin corazón del reloj hexagonal desbocado hacia pasado mañana a la una y doce minutos de su tarde final». En ese mismo archivo, Gabo se corrige e indica que el reloj sea mejor octogonal, y luego decide que no sea la una y doce, sino la una y siete. Asimismo, en otra línea prefiere un lenguaje más sencillo: «respuesta sibilina» es cambiado por la expresión «maestría de la respuesta».


gabriel garcia marquez 2


-

Una personalidad metódica


En una de las páginas de un borrador de Crónica de una muerte anunciada, se puede apreciar lo metódico que era el nobel colombiano para sus correcciones: mediante rotuladores de diferentes colores ponía señales o indicaciones para sí mismo con el objetivo de mejorar su relato.


gabriel garcia marquez 3


-

Textos inéditos


También se pueden leer textos inéditos o algunos que no fueron publicados en libros propios sino en antologías, revistas de escasa tirada o en periódicos de circulación nacional, así como notas, bosquejos e ideas sueltas acerca de relatos. Esto representa un complemento al universo del creador de Macondo al cual pocos investigadores y lectores pensaron que pudieran tener acceso o siquiera imaginar su existencia.


gabriel garcia marquez 4


-

Un hombre mediático


Pese a que en ocasiones el escritor tuvo fama de ser reservado y huraño, debido a que no concedía entrevistas con tanta facilidad ni hablaba explícitamente sobre su vida personal, fueron muchas las revistas que le dedicaron páginas enteras a su persona y obra. Gabo no sólo fue uno de los mejores autores de América Latina sino un hombre cuya personalidad era suficiente para despertar emociones positivas entre la prensa y sus lectores, quienes aún añoran su voz, sus palabras y su presencia. También llama la atención que varios de estos archivos no sólo se hallan escritos en idioma español sino también en inglés, francés, holandés, alemán, italiano, japonés, portugués, ruso y sueco, según información del Centro Ransom.


gabriel garcia marquez 5


gabriel garcia marquez 6


-

Un hombre fascinante


Las imágenes reunidas nos ofrecen una cara diversa del nacido en Colombia y ajena a las típicas imágenes de revistas o contraportadas de libros: en este archivo personal se ve a un Gabo bailando en fiestas, tocando instrumentos musicales, como el piano, en el bar Siqueiros de la Ciudad de México, o reunido con sus amistades más íntimas. Pese a esa fama de solitario, Gabo era un amante de las fiestas.


gabriel garcia marquez 7


-

Un nutrido archivo


Todo el material reunido fue hallado en la casa de García Márquez en México, esparcido en 20 cajas de cartón, tres computadoras y diversos folios de papeles. El archivo fue adquirido por $2.2 millones en noviembre de 2014 por la Universidad de Texas. Una vez estando en su poder, los documentos fueron clasificados y organizados durante un año en 78 cajas, 43 álbumes de fotos y 22 cuadernos de recortes y notas. Finalmente en 2015 se tuvo un boceto del archivo digital final que en el presente se encuentra listo para su consulta aquí y que se suma al que la Universidad ya posee de los escritores Jorge Luis Borges, James Joyce y Ernest Hemingway.


gabriel garcia marquez 8

gabriel garcia marquez 9


gabriel garcia marquez 10


gabriel garcia marquez 11


-

El legado del autor de obras maestras como El amor en los tiempos del cólera o Del amor y otros demonios es invaluable. Así lo ha demostrado la iniciativa de la Universidad de Texas por digitalizar su archivo y acercar su vida a lectores y académicos que han quedado hechizados con sus palabras y universo personal. Mediante un recuento de sus mejores frases, Gabo nos recuerda que sigue vivo en la mente y los corazones de los amantes de la literatura.


Rodrigo Ayala Cárdenas

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista
  COMENTARIOS