El sitio que alguna vez fue la predilección de quien la tocó por primera vez

lunes, 20 de marzo de 2017 17:21

|Luz Ralda Salinas



La mujer como arco poético, filo de la navaja e imagen del poder, la belleza y el contraste. Este poema de Luz Ralda Salinas explora el lado franco de la feminidad.


poemas nuevos-poetas


Visiones
Es difícil calcular las visiones de una mujer en movimiento.
No puedes ver más allá del empeño de ella misma de verse sucumbir ante tu irritada petición, tu sentir ordinario.


poemas para dedicar amor


No puedes conocerla, no puedes verla, no puedes nada si eres tan predecible como el patético gusto estrictamente sexual —¡maldita sea siempre pensando como animales!—  que te nace al conocerla desnuda, sin prejuicios —y yo creyendo que se fijan en la intelectualidad—, no puedes verla, conocerla si tienes la convicción de que ambos buscan la satisfacción pecaminosa (instinto animal 2-pensamiento racional 0).


regreso amor sin compromisos


No puedes calcular las visiones de una mujer en movimiento, la misma que te causa curiosidad, la que te agrada, la que te inspira —"no son más que mañas para llevarte a la cama"cuánta razón tenía mi padre.

¡Carajo! No, no puedes permitirle expresar su desnudez cálida —desde la percepción de ella— si tienes el concepto precipitado de lo que la incita y excita (instinto animal 3-pensamiento racional 0).


cualquier día del año http-:culturacolectiva.com:6-formas-de-vestirte-de-mezclilla-cualquier-


1. El gusto que mantiene de verse desnuda cuando se encuentra sola; el de volverse a ver sin prestar atención al reflejo vulnerable, esta vez, a las cicatrices que emanan de la totalidad de su torso, el trisquel, el eclipse lunar, el cronopio, los pezones rígidos, el sitio que alguna vez fue la predilección de quien la tocó por primera vez (instinto animal 3-pensamiento racional 0.5). No, esto no la incita ni la provoca, tu concepto precipitado no es más que tu gusto patético de querer saciar tus dotes de sociólogo incomprendido —sí, incomprendido.

Para ti es y será difícil calcular las visiones de una mujer en movimiento, sí, difícil con tu instinto animal por delante —alguien tenía que decirte.

***

A veces las emociones se desbordan también como una imagen de los recuerdos, las sensaciones y los deseos. La ciudad contiene esos sentidos.

TAGS: Feminismo
REFERENCIAS:
Luz Ralda Salinas

Luz Ralda Salinas


  COMENTARIOS