Letras

Me excitaba lo cruel que podría ser

Letras Me excitaba lo cruel que podría ser

En este breve pero revelador poema, escrito por el novel escritor Alberto Ceja García, se tejen las claves de una forma no convencional de lo erótico, del amor y de lo literario. En ello el autor expone con pericia los a menudo extraños límites del placer.


post-image


Sobreviví

Me odiaba y creo que yo también la odiaba. Celosa, psicópata, enferma compulsiva que me odiaba, pero me excitaba. 

Me excitaba la forma en que mentía.

Me excitaban sus secretos. 

Me excitaba imaginar cómo otros la cogían.

Me excitaba lo cruel que podría ser y pensar que aplastaría mi corazón contra el piso aún latiendo. 


post-image


Me excitaba su cuerpo renacentista, su asqueroso aroma a humano podrido y el repugnante olor de su boca a carne cruda. 

Me excitaba que no creyera ni una mierda de lo que yo decía y que se tocara frente a mí, tirada al suelo.

¡Mierda! Era el mismo diablo.

Me excitaba cómo pedía obscenamente que la escupiera, a gritos como una loca.

Me excitaba cómo sus manos estrangulaban mi cuello, con coraje y odio, mientras nuestros pubis chocaban el uno contra el otro, exprimiendo jugo.


post-image


Me excitaba pensar que Dios nos vigilaba por el cerrojo de la puerta, sorprendido y caliente, como un niño viendo porno. 

Me excitaba pensar que un día, cualquiera, se volviera totalmente loca y clavara un cuchillo en mi cara, mientras hacíamos eso que llaman "hacer el amor"

pero sobreviví. Pero sobreviví...

*

Las imágenes que acompañan al texto son propiedad de Elvira Leone.

***

Nunca entendemos por qué el amor termina, pero quizá estas 14 frases de William Shakespeare nos ayuden a saber que el amor no está en el corazón.


Referencias: