Letras

El fenómeno social que hace de la individualidad un eco colectivo

Letras El fenómeno social que hace de la individualidad un eco colectivo

Nuestras ideas no tienen tamaño o peso real; no poseen forma definida; científicamente pueden verse como pequeños choques eléctricos que deambulan en nuestra cabeza.

Existen, por supuesto, en formas de recuerdos, experiencias o secuencias que se almacenan en nuestro cerebro. No obstante, en sí mismas las ideas no son lo principal o importante. Al ser abstractas no pueden por sí solas alterar o guiar nuestros hilos de pensamiento, se necesita otro elemento importante que no sólo le dan forma a las ideas sino que rige y domina todo lo demás: el lenguaje.


destino


Es través del lenguaje, el cual irónicamente aprendemos después de obtener la capacidad de pensar, que esas ideas toman una forma concreta. El lenguaje se convierte en el marco de nuestra estructura y es donde la idea termina por convertirse en un elemento medible.

El proceso es simple: la idea abstracta puede estar movida por una emoción básica a la cual le asignamos un término, por ejemplo,  la búsqueda de placer, a partir de identificar ese primer eslabón en la cadena viene el segundo, ¿qué me provoca placer? Y es cuando comienza el juego del lenguaje.


cuentos amar


Empezamos dándole a una idea, un sentido (búsqueda de placer), para luego continuar definiendo: ¿Qué es el placer? Esa sería nuestra primera premisa, y es entonces cuando asociamos dicha palabra a diversos significados que previamente han sido almacenados en nuestra experiencia.

Le atribuiremos aspectos como positivo o negativo; acciones que pudiéramos catalogar en benéficas o perjudiciales; hilos de pensamientos que consideramos prudentes o imprudentes. Todo es un juego de lenguaje, le damos un sentido según ese marco de ideas que nos entrega la sociedad, religión, valores morales o educación formal.


platicar en pareja


Desglosar nuestro propio lenguaje es entender la llave de nuestro conocimiento, tener conscientes las palabras que utilizamos para nombrar los fenómenos de la realidad y, sobre todo, de nuestro mundo interno, nos da la pauta para comprender nuestra visión y esto se convierte en algo que el posmodernismo ha sabido aprovechar.

En ese sentido, las ideas que poseemos sobre lo actual son, al final, palabras y frases que nos sirven de marco para englobar otras asociadas. En lugar de tener un proceso partiendo desde nuestras ideas hacia mundo exterior, estamos ante lo inverso.

El fenómeno sucede cuando alguien nos da el marco estructural y nosotros lo adaptamos; nuestro conocimiento del mundo se convierte en el lenguaje de moda que se le atribuye a los fenómenos.

Nuestra llave ha sido reemplazada por una llave maestra que otros elaboran y con la cual permitimos que entren a nuestro propio mundo de ideas, a través de un lenguaje construido para ser unísono en todo aspecto.

Nunca antes el término de sociedad de masa ha adquirido un sentido internacional como actualmente está sucediendo.

La centralización de los medios de comunicación y de las tecnologías es sólo el inicio de un largo proceso de transformación social que caracteriza a la cultura occidental, el cual engloba las formas de vida social, la constitución del individuo, la economía,la política, y en general, la relación del sujeto con la colectividad, convirtiendo los discursos individuales en algo que prácticamente no existe, ya que el eco de la masa se hace presente cuando la mayoría toma como propia la idea que se expande en los medios, aun sin saber lo que implica, dejándose llevar por la generalización de un discurso. 

consejos budistas platicar

**
Acrecentar nuestro lenguaje y nuestra visión ante los hechos cotidianos también es uno de los objetivos de l literatura, del arte y sus distintas expresiones; estos autores jóvenes que están quemando el tiempo con sus palabras son una muestra de ello.


Referencias: