Letras

Sólo conozco cada línea en tu iris

Letras Sólo conozco cada línea en tu iris



Cada uno de tus cabellos. Cada una de tus palabras, en diferentes ángulos, con distintas luces, cada fin de semana. Me conozco también el reflejo de tu mirada en tus lentes, y cuando tu mano saluda tu boca, como la encarnación del más exquisito trabajo de Auguste Rodin.

Y aun en los corredores, puedo reconocer el sonido de tus pies rozando el suelo: los tenis blancos y negros, el caucho contra el suelo. Incluso la diminuta puntica del cordón que se te escapa. El tic tac del segundero que baila con tu muñeca izquierda, de un reloj negro como la noche, como tu camisa y tu mirada.

Digamos que, por ejemplo, te encuentro entre una multitud y todos escriben pergaminos. Sabría, con precisión, la velocidad de la pluma que usas, la danza de las formas descuidadas de tu escritura, e incluso el golpe de tu respiración en el papel. Reconocería, perfectamente, el latido de tu corazón inspirado por las letras.

No te mentiría además, si te digo que puedo sentir el primer respiro que se te escapa cuando terminas una línea o ves tu álbum favorito. Cuando te ríes, sé cómo la música sacude tus fibras, cómo tu voz se atora cuando quieres cantar tu canción favorita, cómo tus pensamientos viven en desorden. Conozco tus buenas palabras, las malas y las que no tienen sentido. Hasta lo más ínfimo de ti. 

 Y, sin embargo,

Sólo conozco cada línea en tu iris.

  Iris-texto 2- ORR GIDON


Referencias: