Letras

Somos comediantes y aceptamos la miseria con gracia

Letras Somos comediantes y aceptamos la miseria con gracia



El  género de comedia en el cine ha ido en decadencia durante los
últimos años. Los llamados comediantesnorteamericanos utilizan sólo el diálogo para crear chistes e ignoran todo lo demás que debería de involucrar una comedia: dejan detrás la trama, el formato, la espontaneidad, etc.

La tradición cómica del cine británico, por otra parteNo tengo que ir más allá de Monty Python. El cine del absurdo: Así como Chaplin es un filósofo a través de su mímesis criticando el sistema Marxista en Tiempos Modernos o el régimen Nazi en El dictador, Monty Python nos otorga su filosofía en la mayoría de sus cintas, sea teológica en La Vida de Bryan o la misma sátira directa que hay en las posturas filosóficas en El Significado de La Vida.

modern-times
Nos adelantamos a una época a la que tenemos que llamar el presente, el hoy. La filosofía restante carece de originalidad, estamos en una monotonía filosófica pero en constante evolución tecnológica. Una vez dicho esto (lo cual parece irrelevante) nos adentremos al cine de Edgar Wright.


Edgar Wright

El rescate del cine filosófico: Cabe recalcar que por Cine filosófico  me refiero a comedia, qué es de la comedia, la auténtica comedia si no hay una tergiversación del pensamiento, el cual, desde la Grecia antigua, se creía que era la vida más contemplativa, más seria, la más virtuosa. Una vez banalizado el mayor y el mejor estado de vida, la mayor virtud, nos convertimos en comediantes: esto significa que aceptamos la miseria con gracia. La miseria es el punchline del chiste, de esta forma escapamos ella.

comedia ombie

Edgar Wright nos presenta un nuevo concepto; un cine rápido, lleno de cortes y núcleos del chiste que se encuentran fuera del diálogo o de la situación, se suelen dar en un solo cuadro cinematográfico con la simple posición de un pastel, un ganso u otras apariciones sin sentido.

Su trilogía nos presenta, en dos de ellas, un escenario apocalíptico. Umberto Eco, en apocalípticos e integrados, nos habla de cómo vivimos un Apocalipsis, los términos zombie y robot son sinonimia, y mas allá, son reales. Desde la óptica nitzcheana en el Anticristo menciona cómo el humano se somete a lo rutinario a lo cotidiano, para convertimos en zombies y robots. Por supuesto esta visión de Nietzsche es un golpe a la yugular de la religión.

Estas posturas apocalípticas nos producen miedo, son un escenario que solía ser de ciencia ficción pero cada vez nos adentramos a un mundo virtual y a enfermedades genéticas que han evolucionado más rápido que la protección médica. Edgar Wright banaliza aquel miedo y nos ha dado grandes comedias.

Shaun Of The Dead, opera prima y auge de la trilogía, nos narra su visión de los zombies contada a través de dos individuos: uno de ellos es un fracasado por su indiferencia ante muchas cosas, pero quiere recuperar el sentido de su vida; el segundo, su mejor amigo, un ser negligente.


shaun-of-the-dead-wide-


La historia narrada dentro de estos dos personajes nos evidencia que no importa qué tan grave sea la situaci
ón del entorno, el individuo dentro de su vida cotidiana ridiculiza todo lo externo, la preocupación del hombre siempre será egocéntrica y ridícula.

 

La segunda cinta: Hot Fuzz. La ideología de la utopía: realmente no se debe adentrar mucho en teóricos para hablar de una utopía, es un anhelo inalcanzable de la humanidad desde el origen de los tiempos, ha sido una búsqueda humanista, científica y política tanto teórica como práctica. En la segunda parte de la trilogía, Hot Fuzz,  nos habla de un pueblo pequeño en Inglaterra, en éste existe un consejo, una oligarquía de asesinos que deciden quién debe vivir o morir según el daño que se le hace a la comunidad.

Por supuesto en una pequeña comunidad en las afueras de la ciudad quien debe morir, debe morir por causas ridículas, lo cual pone a una secta de asesinos en el absurdo. Son pocas las personas que se atreven a hablar del asesinato de forma cómica.

hot-fuzz-still


La misma postura apocal
íptica la lleva a su tercera película: The Worlds End; el Apocalipsis cibernético, dentro de éste se sitúan las peleas ridículas de un grupo de amigos alcoholizados. No importa cuál sea la situación si estas ebrio con tus amigos si la pasas bien porque... te seguirás peleando por ridiculeces: El máximo esplendor de la comedia, la intrascendencia del diálogo cómico porque sólo un par de orejas lo escucharon y retroalimentaron la plática con mofa y burla.  

the-worlds-end-simon-pegg-nick-frost-martin-freeman


De leer en forma independiente las tramas de las películas podríamos enajenarnos de la comedia, pensar que son historias con un texto novelístico bastante profundo  e incluso una esencia romántica al plantear el asesinato de varios personajes. La ejecución, sin embargo, es a través de lo ridículo. este hombre parece estar a cargo de revivir la comedia pues ya nadie se atreve a banalizar, a crear controversia.



Toda comedia contemporánea sigue un formato de incongruencia sin una crítica social, política o cultural. Se le ha dado el enfoque de hablar chistoso e imitar a algunos personajes icónicos. Dejan atrás el formato, edición. Dejan el trasfondo de las cosas, traen todo a un plano unidimensional.

El propósito del cine es narrar historias, buenas historias, la comedia tenía el propósito de narrar una buena historia a través de la comicidad sin subestimar los detalles secundarios y terciarios. Una vez que se lleva toda la comedia a la primera fila se pierde el propósito de narrativa y de creatividad para utilizar la comicidad como planos ulteriores. 


Referencias: