Poemas para las mujeres que son su propia peor enemiga
Letras

Poemas para las mujeres que son su propia peor enemiga

Avatar of Cultura Colectiva

Por: Cultura Colectiva

14 de enero, 2019

Letras Poemas para las mujeres que son su propia peor enemiga
Avatar of Cultura Colectiva

Por: Cultura Colectiva

14 de enero, 2019

Te compartimos Tan solamente, poema de Paz Molina sobre el amor propio y la constante batalla con la que lidiamos en nuestro interior.


¿Por qué será que nos cuesta tanto aceptarnos, abrazarnos, amarnos? ¿Será la poesía una forma de reconciliarnos con nosotras mismas? La autora chilena Paz Molina (1945) parece tener algunas respuestas entre sus versos, como si el primer paso para sanarnos fuera aceptar a quien está del otro lado del espejo. Por ello, te compartimos Tan solamente, poema de Paz Molina sobre el amor propio y la constante batalla con la que lidiamos en nuestro interior. Además, los poemas "Movimiento" y "La rosa", para aprender a lidiar con las infelicidades que nos deja esa lucha contra el espejo.

Poemas para las mujeres que son su propia peor enemiga 1

TAN SOLAMENTE

Yo rivalizo conmigo:
No estoy a la altura de mi condición.
Me topo con sorpresa contra mi propio yo.
Me sucede que no canto como quisiera.
Balbuceo y escucho una lejanía.
Tímidamente me alzo en lluvia.
Escojo, por no dejar, un nombre para darme.
Y no me siento interpretada.
Tan torpe como soy. Tan solamente.
Tan única y tan ella y tan dolida.
Y la gran carcajada que me gasto.
Y las ganas de ser y de quebrarme.
Rivalizo conmigo y esta pugna
vagamente grosera me invalida
las mejores gestiones amatorias.
Y mi propio amor, mi boca para el beso
mi discutible condición angélica
se me van convirtiendo en impostura.


MOVIMIENTO

Hay que mover la vida, hay que menearla

como la cola de una lagartija.

Hay que alzarla como un paraguas rojo.

Hay que ensartarla en el tiempo

como un puñal de oro


Y que huya la muerte con sus dientes de plástico

que corra infeliz

que sienta escalofríos.


Hay que mover la vida

con un movimiento de tren imprevisible.

Que cruce las fronteras de lo mágico.

Que pague los pasajes definitivos.


Y en asiento de primera clase

observe su propia carrera por la ventanilla

presurosa de una premura insufrible,

atareada en la perspectiva de lo último.

Poemas para las mujeres que son su propia peor enemiga 2

LA ROSA 

Considera el perfume de la rosa

—me dijo un sabio— por su terciopelo.

No es cosa de ponerse tremebundo

y desterrar al sol de los jardines.

 

Yo quise hablarle de la rosa negra

de la rosa fundada en la sospecha

de la rosa revuelta en la ráfaga

de la rosa podrida en la conciencia.

 

Yo quise hablarle de la rosa ciega

de la rosa muñeca de madera

de la rosa ritual del calendario

de la rosa crema chantilly.

 

De la rosa. Yo quise hablarle de la rosa.

Pero estaba amortajado el caballero

en el perfume ambiguo de la rosa.


**

Si te gustó Tan solamente, poema de Paz Molina sobre el amor propio, y quieres leer más poemas de amor y desamor, te invitamos a que conozcas a los autores de los poemas para los que se resisten a superar las decepciones y los poemas para los que no quieren olvidar.

**

Comparte tus cuentos y poemas con el mundo. Envía un texto de prueba de 400 palabras a [email protected] y conviérte en un colaborador de nuestra sección de Letras.


Referencias: