Te amo aunque no sepa quién eres
Letras

Te amo aunque no sepa quién eres

Avatar of Mari Jose Velazquez

Por: Mari Jose Velazquez

2 de junio, 2017

Letras Te amo aunque no sepa quién eres
Avatar of Mari Jose Velazquez

Por: Mari Jose Velazquez

2 de junio, 2017



"Nunca idealices a tu pareja", el consejo que nos da todo mundo cuando el amor nos vuelve a decepcionar. Pero resulta más fácil decirlo que hacerlo. La soledad nos puede llevar a crear un idea imposible de la pareja ideal, dotamos al otro de cualidades que no están ahí y luego nos desilusionamos cuando descubrimos que el otro nunca fue lo que imaginamos.

En el siguiente poema de María José Velázquez, se plantea la gran pregunta que nos atormenta hasta el último de nuestros días: "¿qué es lo que quiero realmente?".


tipos de celos soledad


El planeta de los corazones solitarios

Justo en este momento es cuando la soledad aporrea a mi puerta y pregunta: “¿ves cómo sólo quedamos tú y yo?”

Hoy soy una especie de cenicienta que se marcha en el instante del toque de queda.

Soy la que nunca se va, la que se queda, la que regresa.

Vivo en la tierra de nadie, en el limbo, en el planeta de los corazones solitarios, y a pesar de todo aún anhelo cambiar, pero no con cualquiera.

¿Pero qué es lo que quiero?

Necesito a alguien que esté ahí, que me rete, que me haga sentir la profundidad en los abismos de mis ojos, que haga que valga la pena desvelarse a las tantas por una charla que rompa paradigmas. Alguien que no se demore, porque bien dice Sabina que los Romeos se demoran y las Julietas se desenamoran.

Creo que la luz de mis ojos se ha ido atenuando. ¿Por qué? He pecado tantas veces que el infierno ya me sabe normal y el cielo me parece demasiado lejano.

Quisiera seguir escribiendo, pero si no sé quién es el destinatario de estas notas, poco menos voy a saber qué más decirle.

Yo me pregunto qué tan rota estoy como para que nadie llegue a como un caballero de armadura oxidada, que está dispuesto a matar dragones y viajar por mil galaxias para verme sonreír; ese que me ame a espada rota y capa descosida.

¿Qué esperas? Aparece, sé el incendio, prueba que los otros eran simulacros, ayúdame a lidiar con esta existencia llana y dolorosa a ratos. Veme como una mancha negra en este mundo blanco, o como un halo de luz en este universo recóndito y oscuro.

Te amo aunque no sepa quién eres.

Y yo te sigo escribiendo, pensarás que estoy loca.

Estas son las notas suicidas de una mujer hermosa esperando resucitar, esperando dejar de estar muerta de miedo para convertirse en alguien viva de muerte. Porque sus amores, hasta el propio, eran tan pasajeros que en lugar de tener corazón de condominio tenía corazón de hotel de paso.


fotografias feminidad en soledad rejas


**

Escribir y leer poesía es una forma de sanar el alma. Si quieres leer más poemas de amor y desamor, te invitamos a que conozcas a los autores de los poemas para los que se resisten a superar las decepciones y los poemas para los que no quieren olvidar.


Referencias: