Te amo tal cual sin límites, pero debo amarme más que eso

Viernes, 20 de abril de 2018 16:21

|Ivonne Méndez
poemas de amor

Esta sensación contradictoria me consume, irse lejos para quedarse; dejar de dormir para soñar; soltar para querer mejor; sentir que mueres y dar vida. Llorar con la sonrisa pintada en el rostro. La vida es un contraste constante.


Renunciar a ti, porque nos llevamos al extremo del desamor propio, porque nuestras almas están destinadas, pero a destiempo vinimos a coincidir, en una imposibilidad descomunal nos encontramos. Debo ser fiel a mi espíritu, antes que al amor más grande que he encontrado. Conflictos internos, luchas de ideales, no me dejan tener paz. Alcanzar mi cielo antes que perseguir el tuyo; me repito una y otra vez. Aunque a tu lado soy muy feliz es preciso dejar de lado mis sueños y esperanzas por cuidar y velar las tuyas.


Esta contradicción de sentir, de querer huir y a la vez querer gritar este amor: te amo así, sin medida, sin tiempo ni distancia. Te amo tal cual sin límites, pero debo amarme sobre eso.


poemas de amor 1


Se siente que el corazón se desquebraja y que el mundo se desborona, pero no. Todo sigue igual, el mundo no se detiene; cada cosa indiferente continua su rumbo, tan sólo yo me tiro de rodillas, sin fuerzas, con el pecho hecho nudo, con la tristeza atravesada, con la impotencia, con el coraje guardado; es preciso ahora continuar.


Propósitos del destino, crear un alma gemela para mí pero no permitir que nos cruzaramos en el mejor momento, acomodarnos en dos mundos distantes, cruel broma del universo.


Estiramos nuestras manos para poder tocarnos, ensanchamos el aire para respirarnos juntos, dilatamos nuestro espíritu para contemplarnos en ese cristal en el que por unos instantes somos reales; en ese espejo en el que aparecemos juntos invertidos, felices. Y nos desangramos por estar, nos debilitamos por intentar. También agonizamos lejos; suplicio infinito por amor tan grande.


poemas de amor 2


Esta sensación discordante de entregarse y de fallecer a la par. Me atrapa los sentidos, me llena de dicha y me asfixia. Me ata de brazos y piernas, me da alas y el más extraordinario vuelo. Extensión de mi cuerpo, tus alas, prolongación de mi alma, tu espíritu. Suplicio divino y es que esta vida es un constante contraste. 



**


Si no has superado a tu amor, tienes dos opciones: leer estos poemas para los que no quieren olvidar o tratar de seguir adelante leyendo estos 5 poemas para superar una despedida.


**


Las fotografías que aparecen en el texto pertenecen a Kadito Bin.


Ivonne Méndez

Ivonne Méndez


colaborador
  COMENTARIOS