Letras

Te quise demasiado y no pudiste con ello

Letras Te quise demasiado y no pudiste con ello


Querer no es fácil cuando tienes miedo de que te correspondan, como el siguiente poema que te compartimos:




No funcionó, pero no todo fue tu culpa.

Su problema: creyó mucho en ti. El tuyo: ella era demasiado para tu mente.  

La idea de que alguien te quisiera te aterraba, te dio miedo quererla y así lograste perderla.  

Le hiciste caso a tu cabeza, a tus impulsos y sólo pensaste en ti. No diré que fuiste egoísta, eso ya lo sabemos todos.


poemas de tristeza

Tenías el corazón tan roto que rompiste el suyo también. Le quitaste lo que más quería y eso eras tú.

Quizá fue el tiempo, las circunstancias, tu pasado, sus ganas.

Cada quien olvida como quiere y como puede, el problema fue que tú no querías ni podías o, al menos, se lo hiciste creer.

Todo terminó en nada, qué ironía.

Te fuiste sin decir nada y creíste que fue lo mejor. Error.


poemas-tristeza

¿Por qué?

Preferiste conformarte con aquello que es fácil de entender, y dejaste lo que te entendía ti.

Tus ganas de estar y luego irte, el caos en tu cabeza.

Sé que duele perder a quien más quieres, pero qué se sentirá perder a quien más te quiso…


poemas para dedicar


**

El amor da miedo y está bien, lo malo es cuando dañamos al otro por culpa de nuestros temores... pero recuerda, las almas libres están destinas a encontrarse aunque por ahora tengas que irte.






Referencias: