TIBURÓN, una puesta en escena que no trata sobre tiburones

TIBURÓN, una puesta en escena que no trata sobre tiburones

Por: mediodigital -

Por: Matilde Lavaniegos

En el foro el Bicho, espacio destinado a la representación de propuestas escénicas experimentales emergentes y de la dramaturgia mexicana contemporánea, cuya cortina aterciopelada en color rojo al pie de la banqueta recuerda la entrada a un puesto de magia en una feria local de circo, en la esquina de Colima con Insurgentes, y sobre sus escarpadas gradas que castigan ligeramente la visión al proscenio, se presenta TIBURÓN.

¿Te imaginas sumergido en el mar helado junto a tiburones que la posibilidad de ser atacado te eriza la piel? Pues la puesta en escena nada tiene que ver con esto o la condición de vida de dichos animales. TIBURÓN no trata sobre tiburones. 

tiburon foro el bicho

Mientras esperaba que el público terminara de acomodarse, sentada en unas extrañas gradas cuya tajante división de madera al estilo taurino recuerda a los establecimientos isabelinos de peleas de osos, veía las caras expectantes, y un poco nerviosas, pero escrutadoras de cinco actores vestidos de negro: Abigail Araoz, Sonia Franco, Marisol González, Sara Pinet y Luis Eduardo Yee. Después me di cuenta que aún no leía la filosa postal de mis manos; encontré escrito un breve texto que planteaba el contenido de esta obra personal y divertida dirigida por Ricardo Rodríguez. El texto lo reproduzco a continuación, previa autorización de su autor:

Tengo 28 años, veintiocho vueltas al sol, una hija de 9, nueve vueltas.

La otra vez me  preguntó que de qué se trataba Tiburón,

“¿Es sobre tiburones?”

No, le dije, es sobre la relación padre e hija y el espacio.

“Uhm, estaría mejor si fuera sobre tiburones”, dijo.

No es fácil entender el espacio, lo que hay afuera,

pero tampoco ser padre o hija.

“Somos la materia del Universo tratando de entenderse a sí misma”.

Esa frase siempre me ha gustado, según yo, la dijo Hawking, tal vez no.

- Aurelio Vargas 

A lo largo de  la función pude escuchar, imaginar y observar anécdotas, recuerdos e historias de los actores y sus padres. Podía distinguir de vez en cuando la historia particular de cada actor pero, también, veía cómo la participación de todos creaba un personaje mayor, como un sistema, un personaje constelación en continua  expansión, casi metafórico o estereográmico: un hijo, ese que parece ser un título individual pero que se refiere a la compleja relación padre/hijo. Fue interesante y por momentos conmovedor ver detalles de esa relación con la perspectiva de cada actor en sus zapatos de hijo. Los autores, Aurelio Vargas y Gibrán Portela, establecen constantemente paralelismos entre esa relación humana y el espacio (cuyas explicaciones y descripciones estuvieron a cargo de la dramaturga científica Marusia Estrada) estructurando un viaje impredecible entre el pasado y el futuro, entre la tierra y el espacio, entre la posibilidad de nacer y la destrucción inevitable.

Y así como en la función las historias se desarrollaban y los personajes sufrían una transformación, también sucedieron cambios en el auditorio: sentía que alguna fibra de mi persona se comenzaba a sentir más joven y ligera, quizá más inocente y fresca, como si de pronto junto a mí se hubiera sentado mi padre y yo pudiese percibir la calidez de su sonrisa. El nivel de identificación que permite TIBURÓN resuena fácilmente en el espectador gracias a sus historias, a su humor adolescente (que en ocasiones es ácido y cruel), al desenfado con que exploran el escenario y sus recursos, pero sobre todo, a su generosa honestidad.

teatro Tiburon

En TIBURÓN puedes descubrirte viendo con ojos de hijo a alguien quien se detiene por un instante a observar la relación con su padre como el que se detiene a ver las estrellas, mientras todo lo que lo rodea gira vertiginosamente. Pasado ese momento, continúa su camino sin que te des cuenta, pues ahora eres tú quien mira las estrellas.

TIBURÓN, una obra de la compañía Los Bocanegra, se presenta los lunes, a las 20:30 horas, en el Foro el Bicho.

Hasta el 24 de febrero.

www.foroelbicho.com.

www.facebook.com/ForoElBicho

 

Referencias: