Trilce, el libro de César Vallejo que crea una expresión nueva y libre de la poesía
Letras

Trilce, el libro de César Vallejo que crea una expresión nueva y libre de la poesía

Avatar of Cultura Colectiva

Por: Cultura Colectiva

16 de enero, 2019

Letras Trilce, el libro de César Vallejo que crea una expresión nueva y libre de la poesía
Avatar of Cultura Colectiva

Por: Cultura Colectiva

16 de enero, 2019

Descubre los poemas de César Vallejo que desafían la gramática y la lógica en favor de las emociones que inspiran.

Texto escrito por: Victoria Herreros Schenke

El poemario Trilce, es sin duda alguna, la mejor antología de poemas de César Vallejo, y uno de los más importantes de Latinoamérica. Desarrolla las bases de su universo poético en los heraldos negros, alejado de la herencia modernista con que éste fue escrito, para dar paso a un lenguaje y expresión nuevos y libres. 

Trilce, el libro de César Vallejo que crea una expresión nueva y libre de la poesía 1

En la búsqueda, desesperada, de alcanzar una escritura propia y auténticamente nueva, “el poeta quiere vencer la trágica limitación del hombre para verter a Dios”, como bien escribió Orrego, su prologador, Vallejo alcanzó tal hermetismo, que es necesario recurrir a la exégesis o incluso a la hermenéutica para interpretarlo. Y hasta se ha abandonado la idea de encontrar coherencia, ya que sus textos no representan ideas, sino emociones; sin embargo, esta creación en apariencia absurda e ininteligible, tiene sentido, estructura y un sistema organizativo central que escapa a la gramática y la lógica. Es un poemario que entabla una continuidad con el pasado, en la consciencia de que la vida es una muerte progresiva. 

Trilce es un tránsito, un viaje sin ruta; la imagen no es estática, es kinésica, se desplaza y parece huir. Entre neologismos, disociaciones de significado y significante, y contradicciones, Vallejo se sumerge en el inconsciente y la exploración humana, presentando los textos de forma casi onírica, y de alguna manera, primitiva. Se puede percibir una animalidad, un instinto de conservación del lenguaje, (consciente de ello Vallejo escribe “quiero escribir, pero siento puma”). Hay en este poemario un componente frenético, orgánico; como si tuviera la necesidad de inventarse, como si el verbo fuera la carne de eso que construye y que tiene tantas ganas de vivir. 

Trilce, el libro de César Vallejo que crea una expresión nueva y libre de la poesía 2

En el poema LV dice: 

Vallejo dice hoy la Muerte está soldando cada lindero a
cada hebra de cabello perdido, desde la cubeta de un frontal,
donde hay algas, toronjiles que cantan divinos almácigos en
guardia, y versos anti sépticos sin dueño.

Lo primero que llama la atención es que el poeta habla de sí en tercera persona, como si el escritor no existiera hasta que se escribe y pronuncia a sí mismo; el ser y el estar, son dos conceptos antagónicos delimitados por una línea imaginaria. La figura que relaciona la muerte soldando cada lindero y a cada hebra de cabello perdido, puede interpretarse como el pasado, una trascendencia de lo que fuimos. Nos define lo que perdemos, y parece irrevocable e implacable, ya que el fin nos persigue como actividad fundamental en oposición a la vida.

Trilce, el libro de César Vallejo que crea una expresión nueva y libre de la poesía 3

Ortega señala que “el poeta intenta testimoniar sobre el otro lado de la condición humana, acerca de la trama o el revés que él quiere manifestar en la experiencia”. Podríamos hablar entonces de un conocimiento de expresión verbal que se configura en el revés del lenguaje, a partir de contradicciones y singularidades que no tienen lugar en la lógica, sino en lo absurdo e incoherente.

Resulta difícil reflexionar sobre el tiempo, imaginarse en la atemporalidad supone dejar de percibirla como lineal e intransgredible, sin embargo, los poemas de Vallejo nos presentan una indeterminación y pensar en ellos a través de un lenguaje formal resulta tautológico; por eso a Vallejo le es necesario ignorar el significado común de la palabra y los usos comunes de la expresión poética, para crear una posibilidad de comprensión. Ortega sostiene que “el tiempo en Trilce se constituye en medida humana fundamental: el hombre es temporalidad, y el tiempo equivalencia del dolor”. 

Trilce, el libro de César Vallejo que crea una expresión nueva y libre de la poesía 4

Podemos pensar que tal vez sea cierto, por ejemplo, en el poema LXX:

[...] Amémonos os vivos a los
vivos, que a las buenas cosas muertas será después. Cuánto tenemos que
quererlas
y estrecharlas, cuánto. Amemos las actualidades, que siempre no
estaremos como estamos.

Los poemas de César Vallejo son producto de la conciencia de la muerte, como si el poeta pudiera verla tras de sí, y llegara a la angustiosa conclusión de que el presente no es más que un instante.

Trilce, el libro de César Vallejo que crea una expresión nueva y libre de la poesía 5

Podemos encontrar el mismo problema en el poema LXXV: 

Estáis muertos.
Qué extraña manera de estarse muertos. Quienquiera diría no lo
estáis. Pero, en verdad, estáis muertos, muertos.
Flotáis nadamente detrás de aquesa membrana que, péndula del
zenit al nadir, viene y va de crepúsculo a crepúsculo, vibrando ante la
sonora caja de una herida que a vosotros no os duele.

Trilce, el libro de César Vallejo que crea una expresión nueva y libre de la poesía 6

En el poema II Vallejo expresa las dimensiones contradictorias del tiempo con imágenes concretas:

Tiempo Tiempo.
Mediodía estancado entre relentes.
Bomba aburrida del cuartel achica
tiempo tiempo tiempo tiempo.
Era Era.
Gallos cancionan escarbando en vano.
Boca del claro día que conjuga
era era era era.
Mañana Mañana.
El reposo caliente aún de ser.
Piensa el presente guárdame para
mañana mañana mañana mañana
Nombre Nombre.
¿Qué se llama cuanto heriza nos?
Se llama Lomismo que padece
nombre nombre nombre nombrE.

Trilce, el libro de César Vallejo que crea una expresión nueva y libre de la poesía 7

En el mismo texto conviven todos los tiempos verbales, en un tránsito doloroso, son un ciclo cerrado y sufriente. La palabra cancionan, tiene una indeterminación verbal, y es lo que cantan los gallos, que paradójicamente, por su condición animal, transitan el presente, y crean así el futuro; una proyección del mañana, que quiere existir, pero encuentra sustento en un presente que apenas tiene realidad. 

De este modo, el poeta estructura el tiempo en una función más o menos constante, que puede ser percibida en el análisis de la obra en su totalidad, pero difícilmente distinguida en los textos de manera individual. El presente será investigado como una frágil línea que se extingue, basta dar un paso para dejar el anterior atrás como si no tuviera sustancia. El futuro se califica en términos de vacuidad y aniquilación, es intuido como una dimensión en potencia, que pareciera querer sustentarse en el presente, pero bien podría ser al revés. El pasado resulta la verdadera unidad de existencia, quizás sea la única relación verdadera con el tiempo, y que permite percibirlo; el poeta transita en la angustia de que ya pasó, la idea de ser finito lo desborda, presiente el vértigo de la ausencia propia, se abstrae y consigue la dolorosa revelación de la condición humana como idea eterna que no perdura.

Si te gustaron estos poemas de César Vallejo descubre también:
5 poetas argentinos que deberías conocer si te gusta la poesía contemporánea
Poemas de amor de Efraín Huerta que debes conocer


***

¿Tienes algún escritor favorito y te gustaría presentar su vida y obra a nuestra comunidad?, envía un texto de mínimo 400 palabras a [email protected] y logra que más de 60 millones de personas lean sobre su obra (o la tuya), así que ya sabes: si tienes un proyecto o simplemente eres un amantes de las letras, esta plataforma es para ti.


Referencias: