NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Se apagó la llama y no te animaste a ayudarme a prenderla

20 de febrero de 2018

Thania Quiroz

Para algunos noveles autores, la poesía sirve como catarsis y como medio catalizador de emociones. En ello parecen compaginar sus emociones transmutadas en verbo. La distancia también es una ausencia, como lo es la soledad, como lo es el silencio. El poema que se comparte a continuación fue escrito por Thanny Quiroz, quien ahonda en ese sentimiento como si se tratara de un peso sobre los hombros.



Tu alma no puede hacer que vuelva

Miré hacia atrás por curiosidad, no porque quisiera verte llorar. Tus lágrimas no me harán volver porque tus palabras fueron más hirientes la última vez. ¿Por qué tendrías que estar tan mal? Si la decisión fue tuya, siempre lo fue.

La soledad me inunda desde tu partida, esto es un camino oscuro y desierto en el que por más que grito nadie me escucha, nadie entiende cómo me siento, tú dejaste de entenderme, tú sólo diste la vuelta y me dejaste: sola, con frío, ciega, muda, ajena.



¿Cuándo dejaste de pensar en los dos? Se te olvidó que era yo quien estaba a tu lado para ayudarte, para reír, para llorar. No te dejé solo, tú decidiste alejarte.

Por más que me duela la ruptura, no quiero seguir escuchando tus palabras, saber que para ti sólo soy una carga, saber que soy sólo yo quien ponía dedicación para que lo nuestro no se quebrara. Pero terminaste por romperlo.

Me duele no tenerte, me duele no sentirte, pero me duele más ver en lo que te convertiste: un ser ambicioso, egoísta. Yo no puedo estar así por mucho que te extrañe. No quiero más palabras al viento o más letras de sufrimiento, al final te terminas yendo en silencio, rompiendo todo lo que hay dentro de mí.



No te pido que vuelvas porque desde hace tiempo sólo sabes herirme, tal vez dejaste de amarme, tal vez se apagó la llama y no te animaste a ayudarme a prenderla.

No vuelvas a regresar a entregarme el alma para que vuelva a estar contigo, si al final de cuentas será sólo un préstamo para tenerme cerca y volverme a aventar al abismo donde no estás.

*

Las imágenes que acompañan al texto son propiedad de Vanessa Guacache.

***

¿Quieres leer otro poema de amor, dolor y soledad? Aquí hay más.

TAGS: Poemas Amor Desamor
REFERENCIAS:

Thania Quiroz


Colaboradora

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

¿A qué olemos los mexicanos? Qué prendas hacen lucir más sexy a un hombre "Love, Simon", la película que nos recuerda que todos tuvimos secretos en la adolescencia 32 preguntas que puedes hacerle a tu pareja para saber qué tan fiel será El documental que muestra la verdadera historia detrás de Avicii 18 razones por las que una mujer sale con un hombre que tiene novia

  TE RECOMENDAMOS