Paciencia, corazón, tu mundo es mi regalo en la dulce espera

Paciencia, corazón, tu mundo es mi regalo en la dulce espera

Kael Palacios explora con sus escritos las minúsculas escenas cotidianas de la realidad más próxima, que pudieran ocurrir a cualquier hora y en cualquier espacio, con un dejo de erotismo y romance. Disfruta continuación de uno de sus más recientes poemas.



1.

El velo en tu rostro se esfuma con besos

mientras afuera se escucha el viento

que gime bajito y suma sus huestes.


Paciencia, corazón, tu mundo es mi regalo en la dulce espera

en cuanto se urge esa caricia que enciende la piel.



2.

El ritmo es austero

y renace en el fondo de tu pozo, suscrito al olvido más pérfido.


Asómate en riesgos y abraza esta pauta del destino

convida a tus comensales

porque el gozo no es ajeno en tu casa invertida.



3.

Nacimos listos para el combate

sin dormir jamás en el pesar constante

hoy se arrebatan tus cabellos por mi ladera inclinada

y se corrompe el camino de vuelta

hasta la cima de tu boca.

*

Las imágenes que acompañan al texto son propiedad de Danny Lane.

***

Amamos tanto y tan fuerte que cuando algo se rompe dentro, duele como si nos sometiéramos a un transplante de corazón abierto y sin anestesia, pues "Yo no sabía lo que era sufrir hasta que te alejaste".