Tu piel es mi lienzo
Letras

Tu piel es mi lienzo

Avatar of Angie Pamela

Por: Angie Pamela

4 de mayo, 2016

Letras Tu piel es mi lienzo
Avatar of Angie Pamela

Por: Angie Pamela

4 de mayo, 2016



poemas de amor incondicional

De pronto, me veo atrapada en ti, y parece que no tengo intención de liberarme.

Te conocí al azar, tal vez fue magia, destino o casualidad. Y de pronto, todo se vuelve afinidad.

Tu piel se convierte en mi lienzo, y así, mi miedo se convierte en cenizas.

Llegas sonriendo, atrapándome con esas comillas, esas, que no permiten soltarme.

Mis uñas anhelan tu espalda, de pronto, mis dientes necesitan tu cara, tu boca, tu nariz, tus mejillas.

Me acuerdo de tu mirada clavada en mí, haciéndome temblar, haciendo que mi corazón se detenga.

Mis ojos se ven llenos de tu imagen, de tu boca tenaz, de tus lunares infinitos.

Te llevo en mí en cada instante, como un accidente; inminente, imprevista, imborrable.

Tu recuerdo llega a mi memoria, negándose a marcharse. De pronto, mi sonrisa se viste de tu nombre.

Tu cabello como fuego aparece incendiándome, atrapándome con sus llamas, sofocándome.

Cuando me tocas veo poesía, escucho instantes y puedo leer canciones. Así de inexplicable es.

Evoco tu cuerpo dormido junto al mío, recuerdo los besos que me das cuando duermo y, de pronto: la palabra amor aparece urgente, como una ráfaga.

Cuando te pienso, veo ojos que me traspasan, sonrisas que me queman, manos que me estrechan, brazos que me cargan, dedos estrujándote la cara, risas que contagian.

Escucho cada una de tus palabras, como aquél que no puede dejar de escuchar su canción favorita.

Recuerdo tus dedos tocando cada rincón de mi cara una y otra vez; recorriéndola sin parar; así como ese sediento que no puede dejar de beber.

Pretendo que me pienses tanto que no sepas lo que es tenerme lejana. Pretendo que pensarme se convierta en algo inevitable. Pretendo que cuando pienses en mí, tus ojos se llenen de momentos; de flores, de animales y de música.

De pronto, tus manos llegan y se posan en mi ombligo, recorriendo mi cuerpo como flor que nunca se marchita, como vela que se niega a apagarse, como estrella que no deja de brillar.

De pronto, mis dudas van desapareciendo con tus besos interminables, con tus abrazos protectores, con tu lengua persistente.

De pronto, mi piel entera se llena de momentos, de sonidos, de caricias, de valentía, de enero, de sábados, de tu olor, de frío y de calor.

De pronto, tu piel es mi lienzo; quiero marcar en ti todos los caminos, recorrerlos incansablemente, inventando trayectos que nunca terminen.

Y de pronto, tan sólo de pronto, sin siquiera buscarme, en ti ya me estoy encontrando.


***

Te puede interesar

Poemas para que tu pareja sepa cuánto la amas


Referencias: